Siete actividades para encontrar un poco de outdoor en los espacios públicos citadinos.

Las urbes modelan, definen y estructuran nuestro estilo de vida, alejándonos de la naturaleza y su estilo de vida. Lo mismo pasa con los deportes de montaña, los cuales no siempre se pueden practicar en toda su expresión al interior de las grandes ciudades, ni en su cercanía.

Así, las metrópolis resultan lugares superpoblados en los que se cruzan, ignorándose, miles de itinerarios individuales, sin considerar las opciones de interacción y aprovechamiento del entorno que podrían ocurrir si se abandonara por un momento la rutina típica de la sociedad en cuestión. Los espacios, entonces, pueden adquirir un significado distinto y cobrar nuevas dimensiones.

¿Por qué no, entonces, transformar estos lugares en espacios para el encuentro, en donde se pueda experimentar furtivamente la aventura, la superación personal y, por ende, espacios proveedores de una mejor calidad de vida?

Pues esto no parece estar tan lejos ni ser tan difícil para quienes amamos las actividades al aire libre. Claro, la montaña y la naturaleza en su estado salvaje jamás podrán ser suplidos por una selva de concreto pero, desarrollar nuestra vida cotidiana habitando los espacio públicos no es tan mala idea.

En primer lugar, el espacio deja de ser un lugar anónimo, para convertirse en un lugar cargado de significados -de entretenimiento, de encuentro y desarrollo personal-. El espacio entonces nos preocupa -lo queremos verde, sustentable, funcional-. Además, al “vivir” los espacios públicos, se consigue generar comunidad. Sí, así como en la montaña nos identificamos con aquellas personas que comparten la misma pasión que nosotros, en la ciudad sucede lo mismo. 

Frente a los problemas de planeación urbana y los efectos negativos que esto provoca (pobreza, desempleo, delincuencia, contaminación, aglomeración de individuos anónimos, entre otros) es momento de buscar nuevas y mejores alternativas de “vivir” los espacios públicos, para tener ciudades más verdes y funcionales, y por ende una mejor calidad de vida.

Apropiación del espacio público

Las ciudades ofrecen opciones para que, aún sin salir de ellas, no dejes de experimentar una vida outdoors.

En la medida que usemos y disfrutemos los espacios públicos, nos apropiaremos, en el buen sentido de la palabra, de ellos. Es decir, al habitar dichos espacios, con respeto y cuidado, obligaremos a nuestras ciudades a proveernos de más espacios verdes y abiertos.

Tenemos muchas opciones y cada vez más información para ir generando pequeñas acciones que vayan guiándonos hacia una vida más verde, pero sobre todo hacia una vida más feliz. Así que no te limites y checa las siguientes opciones.

Siete actividades outdoors que puedes llevar a cabo en tu ciudad

Correr

Siempre encontrarás un parque cerca de casa en el que puedas disfrutar un rato al aire libre, e incluso podrás trazar rutas sobre el asfalto que te permitirán apreciar la ciudad desde otra óptica. Es divertido, de bajo costo y puedes aprovechar para conocer muchos lugares para practicar este deporte. Recorrer la ciudad con las piernas da una perspectiva que ningún otro medio de transporte puede ofrecer.

-Sigue leyendo: Las diferencias entre Trail running y ruta-

Bicicleta

Las recientes propuestas urbanas incluyen ciclovías, lo que hace que tu actividad sea más segura. También se construyen más y más espacios para la práctica del freestyle.

La bici es uno de los mejores transportes pues genera el mínimo impacto en el ambiente y, al igual que correr, te permitirá apreciar el espacio con otra perspectiva, con mayor velocidad dinamismo. Suma un poco de pendientes y distancia para que veas que rodar en la ciudad también puede ser un reto.

Eso sí, tanto en bici, patines o patineta, usar casco y respetar la normatividad de tránsito es vital.

-Sigue leyendo sobre La bici, el mejor medio de transporte, aquí-

Slackline

La ventaja de este deporte es que lo único que necesitas es un par de árboles o postes para fijar tu línea y ¡listo!, lo que sigue es dedicarle tiempo y concentración para perfeccionar el equilibrio, la fuerza y el estado mental correcto para mantenerte en la línea.

Además, te garantizamos que harás amigos de forma instantánea y atraerás miradas de curiosos que te admirarán por hacer algo que -según creen muchos-, es impensable para el citadino común.

-Sigue leyendo sobre, La clave es el equilibrio: éntrale al Slackline, aquí-

View this post on Instagram

Side Starslack!! Una postura nueva, de mis propuestas más o menos recientes. New posture as AcroYoga Side star. . . ***Tips: En esta es necesario encontrar por debajo de las créstas iliacas una cavidad para colocar la pelvis lateral y tomar un poco de músculos del tensor de fascia lata y músculos del glúteo mayor para evitar dolor. Eleva una pierna y la otra apunta hacia abajo. Postura final tomando con una mano la pierna de arriba. . . ***Its neccesary to find cavity below the iliac crests to place the lateral pelvis, and to take muscles from the gluteus maximus and fascia lata to avoid pain. Lift one leg and the other points down. Final , to take one leg. Try it!! .?? . . #trickline #yogaline #statictricks #slackvida #balance #sidestar #newslacklinetrick #slacklife #slacklinemexico #slackgirl #practicing #slackliners

A post shared by Andrea DattoLi (@a_dattoli) on

Yoga

Un buen día de sol es el pretexto perfecto para llevar tu práctica al exterior. Ya sea solo o en grupo, seguro encontrarás más inspiración en algún parque rodeado de árboles. Y si se te da eso de hacer yoga en la azotea, mándanos tu foto, queremos ser tus admiradores.

https://www.instagram.com/p/BifkKASBVYG/?taken-by=baguibagui

Escalada

En la ciudad existen muchas salas y gimnasios de escalada, pero también es muy interesante apropiarse -siempre con respeto y permiso previo-, de la roca que, natural o artificialmente, está en nuestro camino por la ciudad.

Eso no quiere decir que te pongas a romper reglas y a irte en solo integral a subir edificios. Más bien es una invitación a abrir más los ojos para ver escalada y entrenamiento donde usualmente sólo se ven muros y concreto.

-Sigue leyendo, El puma: escalar sin salir de la ciudad, aquí-

Hiking

Habemos algunos suertudos que tenemos dentro de la ciudad bosques o parques grandes con rutas para hiking, es decir, caminatas en áreas naturales. No siempre es el caso, así que también puedes considerar hacer rutas a pie por calles y plazas. No es poca cosa caminar 20km en una ciudad recorriendo zonas desconocidas.

Por supuesto, caminar en la ciudad tiene sus propios peligros objetivos y subjetivos. No habrá desprendimiento de rocas, pero sí un conductor distraído, o calles inseguras. Al igual que para la montaña, también haz tu tarea antes de salir a explorar la ciudad a pie.

Remo

Esta es menos frecuente, pero también existe. Algunas ciudades tienen canales o ríos que les atraviesan y en los que se puede hacer kayak o algún tipo de remo. No en todos se puede -o se recomienda- pero si tienes la suerte de que los ríos de tu ciudad aún estén limpios y sin tubos, ¡aprovéchalos y defiéndelos!

-Sigue leyendo sobre Rafa Ortiz y sus grandes récords en Kayak, aquí-

Como puedes ver, siempre hay opciones de actividades que puedes llevar a cabo en exteriores y con las que, además, puedes colaborar a tener una ciudad más sustentable.

Realizarlo no sólo traerá beneficios para tu estado de salud, sino para tu ciudad. Seamos parte de la solución y pongamos el ejemplo; otro tipo de ciudades es posible. 

 

Deja un comentario

Total
67
Shares

Suscríbete

Recibe nuestras noticias en tu correo