fbpx

Elsa Ávila es una de las montañistas mexicanas más destacadas en la historia del deporte nacional, habiendo logrado, entre muchos ascensos, ser la primera Latinoamericana en encumbrar el Everest. Con opinión decidida y voz elocuente, Elsa es, sin lugar a dudas, referente de estilo y ética en los deportes de montaña.

Texto reproducido con autorización de la autora.

The Call Of The Wild

Por: Elsa Ávila

Fotos: Archivo

El pasado 10 de mayo recibí una inusual y sorpresiva, llamada.

Fue inusual porque ese día, aunque no voy con la corriente consumista de la fecha, acepto el pretexto para hablar con mis hijos, a pesar de que es raro que me hablen porque, en efecto, recibieron la educación e ideas que yo misma les di. Pero ésta era una llamada de uno de sus amigos, a quien en algún momento le dije emocionada que lo adoptaba como hijo porque sus mensajes y llamadas me mantienen tranquila cuando salen juntos a la montaña.

Daniel Araiza llamó ese día con la sorpresa de invitarme a formar parte del equipo que en tres días partiría hacia la cordillera de Alaska para intentar algunos ascensos difíciles, culminando con la Arista Cassin del McKinley (Denali). Me conmueve que estos jóvenes promesa del alpinismo mexicano piensen en mí. No me llamó para que nos amarráramos físicamente a la cuerda en las pendientes, glaciares y paredes, sino para apoyarles virtualmente en esta aventura como vocera de la expedición. A ese respecto, les cuento:

La LÍNEA DIRECTA es un grupo de jóvenes cuyo propósito, entre otros, es impulsar el nivel técnico del alpinisimo a través de sus objetivos de montaña. Quienes estén interesados en saber más acerca de ellos pueden consultar su página en Facebook: Línea Directa.

En este sueño se unirán para formar cordada Daniel Araiza, quien ya tiene varios ascensos bajo su curriculum formando parte del grupo, y Max Álvarez, nuestro flamante-recién graduado guía de montaña avalado por la UIAGM; ambos con la experiencia que ya se ha publicado en esta misma página.

Lo interesante de este proyecto es el estilo en que se aventurarán a hacerlo; en la montaña, esa es la distinción. Y de ello quiero compartirles una entrevista que pronto les haré (estén pendientes). Mientras tanto quisiera situarnos en contexto.

El McKinley (Denali) con sus 6,194 metros, es la montaña más alta de Norteamérica. Su historia, estadísticas y características nos dan una clara idea de por qué estos jóvenes han decidido dirigir sus miradas y sueños allá. He aquí las palabras de Conrad Anker, escalador de paredes vírgenes en diferentes cordilleras del planeta, en su introducción a la guía de rutas en montañas de Alaska:

“En Alaska, encontré el espíritu que inspiró a Jack London (autor de El llamado de la Selva y Colmillo Blanco; inspirado en aquellas lejanas tierras) hace más de un siglo. Con modernidades que hacen más sencilla la vida, el reto no era meramente hacer fuego; por el contrario, ahora es ponerse a prueba en las aristas escondidas y las paredes que definen la corona de América del Norte.”

La cordillera de Alaska está “casi” dentro del círculo polar Ártico, está muy cerca adel estrecho de Bering, lugar donde arremeten fuertes vientos -que cuando provienen del sur y chocan con la helada masa de la cordillera, precipitan endiabladamente-. Hay quienes afirman que es la montaña más fría del planeta. La cordillera central de Alaska está situada más de 3,800 kms más al norte que el Everest, lo que no sólo le genera temperaturas más frías, sino también una atmósfera más fina y presiones más bajas. La sensación de estar a 6,000 metros en McKinley es de mayor altitud y frío que en los Andes o Himalayas. Ya compartiremos estas experiencias con Daniel y Max.

Será un placer compartirles también algo de historia de mexicanos en estas latitudes…

Mientras tanto, me interesa darles a conocer que Max, Daniel y Carlos Petersen han llegado a Anchorage y están realizando últimos preparativos para embarcar el avión. 

Pronto tendremos más información. Hagamos de ésta una aventura juntos. Si alguien tiene más datos que nutran a esta expedición e información de todos los lectores, es bienvenida.

Deja un comentario