De acuerdo a PROBOSQUE, se llevará a cabo un aprovechamiento forestal sustentable de 372 hectáreas autorizado en los Bienes Comunales Santa Cruz Dexcani el Alto, en Jilotepec.

La zona de Jilotepec, valorada por la comunidad de escalada como una de las más importantes de México al albergar las rutas más duras del país y un buen número de líneas de excelente calidad, constituye también una zona para la práctica de otros deportes outdoor, como bici de montaña. 

Como les comentamos, hace unas semanas, residentes de la zona y visitantes encontraron cientos de árboles talados en las Peñas de Dexcani el Alto, coloquialmente conocidas como Peñas de Jilotepec, en el Estado de México. 

Con la finalidad de conocer el proyecto detrás de la tala que, hasta ese momento, había sido de aproximadamente 300 árboles en una semana, Freeman se comunicó con la Región Forestal 5 Atlacomulco de PROBOSQUE, encargada de la protección, reforestación y aprovechamiento de los bosques de las Peñas de Dexcani el Alto.

PROBOSQUE es un organismo público descentralizado que se encarga de la prevención y restauración de los bosques mexicanos, a través de diversos programas de vigilancia, reforestación, concientización, entre otros.

Plan de aprovechamiento en Peñas de Dexcani el Alto

En lo que respecta a los Bienes Comunales Santa Cruz Dexcani el Alto, en el Municipio de Jilotepec, el pasado 22 de noviembre de 2017 PROBOSQUE autorizó el aprovechamiento forestal sustentable, con número 21210000-932017.

Este predio cuenta con una superficie forestal de mil 75 hectáreas de bosque de las cuales se autorizaron para aprovechar 372 hectáreas, con un volumen anual de 4 mil 464 metros cúbicos.

La autorización consiste, de acuerdo a PROBOSQUE, en realizar el aprovechamiento sustentable de los bosques en una planeación a 10 años. Es decir, las 372 hectáreas autorizadas se dividen en 10 áreas de corta (tala) para la extracción de madera, permitiendo así que al término de los 10 años el volumen extraído se haya recuperado. 

Para que los comuneros puedan llevar a cabo este plan de aprovechamiento sustentable, deben cumplir con ciertas obligaciones que se encuentran establecidas en la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable y su Reglamento, así como con normas legales (Norma Oficial Mexicana NOM-152- SEMARNAT-2006).

Por ejemplo, los comuneros deben prevenir la tala ilegal, evitar cambio de uso de suelo, realizar trabajo de reforestación y restauración de áreas degradadas, así como hacer recorridos para identificar la presencia de plagas forestales y evitar el pastoreo que son los agentes que principalmente destruyen los bosques.

Asimismo, los comuneros deben realizar actividades para la prevención y el combate de incendios forestales, como por ejemplo, integrar y equipar una brigada que lleve a cabo los trabajos de brechas cortafuego, limpia de monte, líneas negras o, en caso de presentarse, participar en el combate del fuego.

Ahora bien, de acuerdo a PROBOSQUE, el plan de aprovechamiento sustentable del bosque logra que los comuneros puedan obtener recursos económicos y la generación de empleos fijos, a través de una vigilancia constante por parte de dicho organismo.

Se trata de un aprovechamiento sustentable en la medida en que el uso de suelo está regido por un análisis previo de un clínico forestal, y se realiza de manera ordenada y adecuada, esto es, bajo un plan de manejo que consigue, al cabo de diez años, una masa forestal renovada. El aprovechamiento sustentable permite, así, regular la tala, proteger el bosque y conseguir, a su vez, la renovación forestal.

Reforestación

En el caso concreto de las Peñas de Dexcani el Alto, en el municipio de Jilotepec, de acuerdo al plan de aprovechamiento forestal sustentable que se está llevando a cabo, una de las obligaciones de los comuneros que participan en el programa es realizar la reforestación de la zona, misma que comenzarán en el mes de junio

Todos aquellos que quieran colaborar como voluntarios en el proceso de reforestación en dicha zona pueden sumarse al programa; así como también en la ejecución de otros planes, como la construcción de las brechas de fuego, guardias de tala. 

Es importante tener en cuenta que la reforestación no debe hacerse improvisada, es decir, no se debe utilizar cualquier especie, ni se debe colocar en “dónde se pueda”. Las reforestaciones deben hacerse de manera estudiada, dependiendo de la zona, el ecosistema, las especies, la época del año y los terrenos de los que se trata. Esto aumentará la supervivencia de los arbolitos y contribuirá al equilibrio ecológico de la zona.

Como ciudadanos, tenemos derecho a proteger los bosques. Para ello, lo mejor es coordinarse con las instituciones correspondientes. En este caso, se puede acudir a los comuneros para apoyar su plan de manejo y de acuerdo al clínico forestal que realizó el estudio previo del bosque.

  

PROBOSQUE

La Protectora de Bosques del Estado de México (PROBOSQUE) es un organismo público descentralizado, creado en 1990 y sectorizado a la Secretaría del Medio Ambiente a partir de noviembre 15 de 2011.

PROBOSQUE tiene como principal objetivo preservar los bosques y lo realiza a través de dos medios, con la aplicación de leyes y normas, así como con la ejecución de programas de desarrollo sustentable. 

Cualquier ciudadano interesado en dichos programas, puede acercarse directamente a las oficinas de PROBOSQUE o a llamar al teléfono de atención.

Deja un comentario

Total
29
Shares

Suscríbete

Recibe nuestras noticias en tu correo