Outdoors 2019: 12 propósitos ambientales fundamentales

Tal vez no haya propósito más importante que el de contribuir a preservar el medio ambiente. El planeta nos necesita y todos podemos contribuir con estos 12 propósitos.

Entre todas las cosas que puede significar el comienzo de un año nuevo, “propósitos” es una palabra bastante popular y con la que la gente puede identificar el inicio de este nuevo ciclo.

¿”Propósitos”? Muchos de ellos se concentran en el peso, el trabajo, el dinero, el amor y la familia, pero qué tal si además de pensar en nosotros mismos, también empezamos a concentrarnos en el lugar donde vivimos y cómo lo habitamos.

Como gente de cerro, amantes de las actividades outdoor, de la naturaleza y la montaña, no nos costará mucho poner nuestra atención en propósitos ambientales, ¿cierto? Y para que no quepa duda de que juntos, como comunidad, podemos dar pasos de gigantes en lo referente al cuidado del medio ambiente, aquí va una lista de los 12 propósitos para este 2019.

¿Tienes ya listas tus uvas para proponerte cada uno de los objetivos de la siguiente lista para este próximo año?

Consumir local

Una de las medidas más ecológicas y que van muy acorde con la práctica de las actividades outdoor, es el consumo local.

El consumo local o economía local hace referencia al esfuerzo colaborativo para construir economías basadas en productos de las zonas. La producción de productos locales, promueve la disminución de energía, combustible, materiales y esfuerzos logísticos o de transportación , por lo que se está contribuyendo al respeto por la naturaleza y el cuidado al medio ambiente.

Conocer de la biodiversidad

¿Has escuchado el refrán: “quienes no conocen su historia están condenados a repetirla? Se cree que el autor es Nicolás Bonaparte.

El siguiente propósito se basa en fomentar nuestro interés por conocer los sitios que visitamos, su historia, su cultura, su idiosincracia. Y al tratarse de entornos naturales, será también importante nutrir nuestra inquietud por los temas medioambientales.

Conocer la biodiversidad de las zonas donde practicamos actividades al aire libre, su flora y fauna, los cauces de los ríos, mares, las rocas y montañas, en términos generales su historia natural, nos permitirá entender mejor la situación en la que se encuentran actualmente, así como su importancia a nivel social y ecológico.

A partir de lo anterior, buscaremos las medidas adecuadas para proteger y fomentar el cuidado de los espacios que visitamos.

Proteger flora y fauna

Sigue los consejos de los expertos para proteger la flora y fauna de los sitios que visitas con el objetivo de que se encuentren, siempre, mejor que como los dejamos la última vez.

¿Cómo? Los siguientes son algunos consejos. Cuidar el agua, puesto que esta es el fomento para todo ser viviente en la faz de la tierra. Plantar árboles, sembrar arbustos; semillas, flores. Mantener limpios los ríos y mares, tratar de evitar arrojar estas basuras, pues el daño no es sólo para el planeta, sino para el resto de nuestros días. Respetar la veda, algunos se preguntarán qué significa esto: tiempo en el cual no se debe cazar ningún animal protegido. Utilizar productos reciclados y tratar de reutilizarlos. Respetar terrenos verdes: parques, prados, campos, y demás. Apagar el fuego, y recoger la basura. Reciclar. No quemar productos contaminantes (químicos, plásticos, venenos, y demás). Utilizar menos combustibles fósiles (gasolina, gas, etc.).

-Te puede interesar: Perros en el Iztaccíhuatl: Se regula acceso con mascotas al Parque Nacional Izta-Popo-

Aplicar los pasos del reciclaje

Podemos aplicar la filosofía de las tres “R”: reducir, reutilizar y reciclar.

Reducir nuevas compras de material, a través del cuidado y mantenimiento de nuestro equipo. Eso sí, siempre tomando todas las medidas de seguridad y no abusando de su tiempo de vida, sobre todo si se trata del material técnico.

Reutilizar el equipo viejo para diferentes funciones en el hogar o jardín. Desde cosas sencillas, como por ejemplo, un mosquetón puede servirte para colgar objetos, un trozo de cuerda como correa para perro, la ropa puede ser donada en comunidades rurales que frecuentamos en nuestras salidas a la roca y montaña. Y para cosas más elaboradas, una cuerda de escalada puede servirte para hacer alfombras, tapetes, portavasos. Siempre es mejor usar un termo ecológico que una botella de plástico (PET).

Reciclar el equipo. Por ejemplo, las cuerdas dinámicas generalmente están hechas de Nylon 6, un material que es reciclable; el casco, que es de plástico y los mosquetones, que por lo regular son de aluminio o acero, también son reciclables. Lo mejor es que lo lleves a un centro especializado en reciclaje.

Uso de transporte público y/o sustentable

Sí, lo sabemos, vivimos en un país donde el transporte público puede ser muy deficiente y muchas veces sin coche particular es prácticamente imposible llegar a los sitios donde practicamos nuestras actividades outdoor.

Pero existen ciertas medidas que de tomarse, pueden aportar al medio ambiente. Por ejemplo, compartir el vehículo entre varios acompañantes para desplazarnos a estos lugares es una excelente idea.

Igualmente, en a ciudad, la bicicleta es un vehículo que genera el menor impacto ambiental, frente a otros como el coche. Eso sí, hemos de tomar todas las precauciones debidas para evitar accidentes.

-Te puede interesar, Rueda seguro: consejos para andar en bici por la ciudad y regresar a salvo-

Ahorrar energía

Apaga la luz, desconecta electrodomésticos, apaga el televisor, dúchate en menos tiempo, deposita las baterías vacías en lugares especiales, separa la basura, guarda el aceite usado en recipientes especiales, comparte tu coche con otros compañeros, todas estas pequeñas medidas aportarán. Son como granitos de arena que sumados proporcionan un cambio significativo.

Desinfectar agua y usar thermo

El agua es probablemente el elemento fundamental en nuestras salidas en la montaña. Estar bien hidratado es imprescindible para poder realizar nuestras actividades. 

En las salidas cortas a la montaña, de uno o dos días, podemos llevar un termo o cantimplora con el tamaño adecuado para conseguir la hidratación adecuada. Ahora bien, en salidas más largas o en situaciones de emergencia, llevar toda el agua que necesitamos es imposible. Por ello, contar con un sistema eficaz para poder purificar el agua que encontramos en el lugar que visitamos, puede ser una necesidad. 

-Aprende a purificar el agua que bebes aquí-

Además, las botellas de plástico son altamente contaminantes. Tienen su origen en el petróleo, un recurso no renovable y, por ende, no sustentable. Tardan 500 años en degradarse. 

De acuerdo a la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de México, nuestro país produce 9 millones de botellas de plástico al año, y hay 90 millones de botellas de refrescos y de agua hechos de PET (reciclable, pero no biodegradable) que son lanzados a la vía pública, carreteras, bosques, playas, ríos y mares. Asimismo, de acuerdo a dicha Comisión somos el segundo consumidor de envases de PET para refrescos en el mundo y el primero para recipientes de agua embotellada.

Hoy en día existen un buen número de botellas y cantimploras reutilizables, hechas de materiales que no son tan contaminantes. Esto es lo más importante, que sean reutilizables, es decir, que la duración de su vida sea prolongable.

-Conoce las mejores opciones de botellas para transportar tu agua aquí-

Evitar el uso de plástico

Continuando con las estadísticas mencionadas, México genera 100 millones de toneladas de basura al día, por lo que ocupa el primer lugar en Latinoamérica de acuerdo con los datos aportados por el Banco Mundial:

Botellas de plástico: 9 millones al año
Bolsas de plástico: 125 mil toneladas al año
Unicel: 125 toneladas al año
Popotes: 49 mil 700 toneladas de popotes usados al año
Plástico en general: En 2016 se produjeron 5.4 millones de toneladas de artículos hechos de plásticos en el país.

Es urgente minimizar nuestro consumo de plástico. Continúa leyendo aquí.

Usar bolsas de reuso

Las bolsas reutilizables: de tela, malla, etc. son excelentes para sustituir el uso de bolsas de plástico. Por más que estas últimas señalen que son “biodegradables”, no estamos del todo seguros sobre qué sucede con dicha bolsa una vez que a usamos para transportar nuestros alimentos o bebidas del OXXO a la zona de escalada y de ahí a la basura.

Así pues, para evitar cualquier impacto ambiental, sustituye el uso de bolsas de plástico por otras de tela.

No tirar basura

“No dejar huella”, esa debe ser nuestra filosofía para el 2019.

Dejar los sitios que visitamos mejor que como los encontramos es una excelente medida medioambiental. Para ello, traer de vuelta la basura que hacemos y encontramos en la montaña, es indispensable para que estos lugares se mantengan en la mejor de las condiciones posibles.

Respetar senderos, señalamientos y las medidas que piden los parques nacionales es también una tarea fundamental.

Participar en activaciones ambientales

Reforestación, reconstrucción, activaciones para establecer señales y letreros, limpias de nuestras montañas, avistamiento de aves con fines científicos o biológicos, son algunas de las actividades que año con año fundaciones y organismos llevan a cabo a lo largo y ancho del país. ¡Apóyalos y sé parte de la solución!

-Te puede interesar, Entendiendo la reforestación: más que plantar todos los árboles posibles-

Invitar a seguir estos propósitos

Por último pero no menos importante: si consideras que estos 12 consejos pueden generar un cambio positivo para el cuidado del medio ambiente, entonces ¡compártelos!

Motiva a tus familiares, amigos y compañeros de montaña a seguir estos 12 propósitos para el 2019.

¡Feliz Año Nuevo!

Deja un comentario

Total
59
Shares

Suscríbete

Recibe nuestras noticias en tu correo