Ante el estreno del segundo episodio de EscaladorasMX como parte del excelente proyecto de YamaFilms, te presentamos un poco de la historia de Mariana Fierro, protagonista del capítulo, contada desde la perspectiva de Lucy Acevedo, su mamá.

Platicamos con Lucy a mediados de este 2017 en Rocódromo Fusión, durante el ya legendario GonziJam. La intención de la charla fue conocer un poco más sobre el proceso que, desde el lado de la mamá, se vive ante el desarrollo de una atleta de alto rendimiento con una obsesión absoluta por progresar en su deporte. Mariana, con un título centroamericano, varios títulos nacionales, así como numerosas participaciones en competencias internacionales, cumple el perfil completo.

Curiosamente, según nos cuenta Lucy, originalmente el camino de Mariana iba a estar enfocado en otro deporte: “Yo la llevaba al tenis, porque a mí me gusta, pero un día la invitaron a escalar y le encantó. Poco a poco pidió ir más días a escalar y menos al tenis, hasta que un día me dijo que iría toda la semana a escalar y sólo el sábado al tenis; vi que realmente le apasionaba y la solté. Tenía casi 7 años cuando empezó, en el centro de Oaxaca.”

[No te pierdas: Episodio 02 EscaladorasMX, por YamaFilms. Jueves 12 de octubre, 20:00hrs]

“Soy empresaria. A los 22 años me propuse ser independiente y no trabajar para alguien. Tengo mi propio negocio y mi propia pasión: me encanta el yoga, y también quiero seguir avanzando en ello,” nos contó Lucy. “Ella es mi maestra, ella me enseña a mí. Es muy disciplinada en la comida, en los horarios, en cuándo descansar, y en cuándo ir a fiestas; siempre ha sido así,” agrega.

Para Lucy, la escalada ha sido un motor para el crecimiento de Mariana: “Con la escalada tomó mucha fuerza interior, mucho poder. La escalada es un deporte de estrategia, de fuerza, de disciplina y entereza. Así aprendió a ganar y aprendió a perder, así es la vida. Por otro lado, en familia aprendió el valor del amor, del respeto y la responsabilidad.”

– Conociendo cómo es este deporte cuando se intentan romper límites, ¿hasta donde te gustaría que llegara Mariana?

– Hasta donde ella quiera, los límites se los pone ella. Mariana ha sido la que no va a fiestas, la que no ve tele, la que es diferente porque está enfocada en escalar. Ella vive para la escalada, está apasionada por la escalada, ama la escalada y… yo creo que va a morir escalando, porque es impresionantemente comprometida.

Eso sí, aunque no es la que ve tele, Mariana Fierro ha sido la que compite alrededor del mundo buscando el podio para México.

Mariana me ha regalado muchos momentos muy emotivos e inolvidables, aunque hay dos que destaco. Uno, cuando estaba una competencia, hace muchos años, iba en primer lugar, y una juez la bajó porque creyó verla pisar una anilla. Mariana bajó llorando, sentía que no era justo lo que estaba pasando. Lloró mucho, delante de toda la gente, y me dijo “mamá, aunque me vean llorando no importa, así estoy, así me siento. Soy un ser humano y entrené mucho para este momento. De aquí aprendo que debo ser más cuidadosa y voy a salir adelante.” Me siento muy orgullosa de que haya llorado y de que haya tenido la serenidad de asegurar que saldría adelante.”

El otro momento, el máximo, fue cuando logró ser campeona centroamericana. En aquella ocasión viajó por primera vez sola, a Guatemala. Desde la distancia la acompañé y me sentí muy orgullosa de que se subiera a un podio internacional. Y, aunque ella se suba muchas veces al podio, sigue siendo una chica amorosa y sencilla.

Te dejamos el segundo episodio de #EscaladorasMX, un proyecto de YamaFilms en alianza con Discovery Latinoamérica:

Deja un comentario