fbpx

Fotos: Tim Harper, cortesía Salomon México.

Después de 36 años, Kilian Jornet consigue un mejor tiempo en la Bob Graham Round en el Lake District de Inglaterra con 12h52m.

Ya no hay duda. El catalán ha vuelto a estar en su mejor condición física. Kilian Jornet completó la famosa Bob Graham Round, en el Lake District de Inglaterra -zona donde también se lleva a cabo el Kendal Mountain Festival-, el pasado domingo 8 de julio en 12 horas y 52 minutos. Se trata de una ruta que supera los 106 kilómetros, recorre 42 picos y llega a los 8200 metros de ascenso.

Una semana después de ganar el Maratón de Mont Blanc, en Francia, Jornet completó la famosa ruta una hora antes del mejor tiempo establecido hasta ese momento, conseguido por Billy Bland en 13h53min, y que nadie había podido superar desde 1982.

“Ha sido difícil, pero muy emocionante. Tenía en mente la ruta de Bob Graham desde hace un tiempo y finalmente pude intentarlo y darme cuenta del increíble tiempo que Billy hizo hace treinta años. Ha sido un hermoso día en las montañas junto a todos esos corredores que vinieron y me marcaron el ritmo. Además, me gustaría agradecer personalmente a Billy que vino a animarme, y también a todos en Keswick. ¡Realmente pude sentir el amor por la carrera, y no podría estar más feliz de completar esta ruta!” – Kilian Jornet

La Bob Graham Round se estableció en 1932 cuando el corredor Bob Graham corrió las 42 colinas en menos de 24 horas. El desafío se convirtió en parte de la cultura local con la fundación Bob Graham Round Club, cuya membresía se compone únicamente de aquellos que han igualado los logros del fundador.

Pero no fue sino hasta 1960 que alguien se atrevió a intentarlo nuevamente y desde entonces muchos han buscado unirse al legendario club. En 1982, Bland, corredor local, completó el curso en 13h53, un récord que se había mantenido durante los últimos 35 años. Con el tiempo, la Bob Graham Round se ha convertido en uno de los desafíos más populares de Inglaterra.

Lo que hace que la Bob Graham Round sea tan atractiva son los valores en los que se basa: el compañerismo, el respeto por las montañas y la tradición. Para participar, los corredores deben cumplir con ciertas reglas. Primero, deben informar a los miembros del club que tienen la intención de realizar la ruta. Luego, deben ir acompañados de alguien en cada una de las 42 colinas para verificar que el corredor estuvo allí.

Otra tradición es que los miembros del club ayudarán a los corredores uniéndose a ellos en una de las cinco etapas en las que se divide la ruta. Martin Stone, un entusiasta miembro del club, apoyó con la logística, quien, por cierto, ayudó a Billy Bland cuando estableció el récord hace más de 30 años.

A las seis en punto de una cálida mañana, Jornet partió de Keswick, un pequeño pueblo de unas 5.000 personas en el corazón del Lake District National Park en el noreste de Inglaterra. Lo acompañó un equipo de 10 liebres que también lo ayudaron a cumplir con las reglas del club. Numerosos corredores lo alentaron en el camino, entre ellos el propio Billy Bland, quien afirmó que estaba inspirado por los logros de Kilian.

Jornet recorrió los 42 picos a una velocidad rápida y constante. La tercera etapa del recorrido es la más difícil, con terreno pedregoso y ascensos y descensos empinados. El resto incluye picos no muy altos, pero con mucha roca suelta que prueba la resistencia de los corredores.

En la primera etapa, Jornet llegó a Threlkeld seis minutos antes del registro establecido. Allí comenzó la segunda etapa hacia Dunmail Raise, donde Bland estaba esperando para animarlo. El tercer tramo fue el más largo y el más desafiante, donde Jornet tuvo que escalar 15 cumbres hasta llegar a Wasdale a la una de la tarde, 8 horas y 9 minutos después de comenzar. Para ese momento ya había completado la mitad de la ruta y estaba 30 minutos por delante del tiempo récord de Bland.

De Wasdale, Jornet tuvo que afontar su propio cansancio. La primera de esas dos últimas etapas consistió en recorrer nueve picos, a los que les separa una distancia bastante corta, hasta llegar a Honister Pass, donde llegó con un tiempo de 11h05. El último tramo llevó a Jornet de regreso a Keswick, donde tuvo que hacer tres cumbres y una sección final sobre asfalto hasta la ciudad.

Finalmente, Kilian llegó a Keswick, donde lo esperaba una multitud que se había reunido para verlo, deteniendo el reloj con un tiempo de 12’52”. Agotado, saludó a la multitud y compartió una copa de champán con Bland, que estaba ahí para felicitarlo.

Deja un comentario