Kari Carsolio y Max Álvarez descienden esquiando el Pico de Orizaba

Entrevista a Karina Carsolio y Max Álvarez, quienes aprovecharon gran nevada para descender el Pico de Orizaba esquiando.

El pasado 10 y 11 de noviembre Karina Carsolio y Max Álvarez, dos de los más grandes atletas de montaña del país, descendieron esquiando el Pico de Orizaba. 

Se trató del primer descenso en esquíes de Karina a dicha montaña, mientras que Max Álvarez ya lo había realizado anteriormente. Para conocer un poco más sobre este reto, Freeman les realizó la siguiente entrevista.

Freeman (F): Karina, muchas gracias por la entrevista. Platícanos, ¿cómo surgió la idea de descender el Pico de Orizaba en esquíes? 

Karina Carsolio (K): Gracias a ustedes por el espacio. Buscando en el baúl de mis papás, encontramos unos esquíes pequeños que se llevaban al Himalaya; se pueden usar con bota rígida y son semiautomáticos. Entonces pensé que quería aprovecharlos y esperamos a que llegara el momento indicado para salir a la montaña. 

El “Oso” nos avisó que había caído una nevada muy buena en el Pico de Orizaba y bueno, Max es un amante del esquí, así que no lo dudamos dos veces. 

(F): Estando en el Pico, ¿cómo encontraron la calidad de la nieve?

(K): Llegamos al Pico de Orizaba el viernes por la noche, dormimos en un campamento al lado del refugio. El sábado por la mañana tuvimos que esperar a que reblandeciera un poco la nieve. La verdad tuvimos mucha suerte porque después de dos semanas de mal clima, ese día estuvo muy despejado y con sol. 

La nieve del sábado estuvo increíble, no se pegaba, te podías deslizar bien. La verdad estuvo perfecto. El domingo ya había perdido un poquito de calidad y estaba más dura, por lo tanto fue más difícil, agarramos más velocidad, pero divertido. Ese día Max bajó hasta el Canalon esquiando, yo no, esa parte es mucho más técnica.

(F): ¿Cuántos descensos realizaron?

(K): El sábado salimos del campamento al lado del refugio casi a las 9 de la mañana y llegamos a la base del glaciar 10:30am. Desde ahí realizamos tres bajadas esquiando, la primera sólo hasta la base del glaciar. Son subidas de más de una hora y bajadas que duran 5min, pero realmente vale la pena.

En el último descenso Max, como decía, bajó hasta el Canalon, donde dejamos los esquíes para tomarlos el domingo y poder esquiar otra vez.

(F): Max ya había esquiado en el Pico, ¿no es cierto? y tú, ¿ya habías esquiado en el volcán?

(K): Así es, Max ya había esquiado en el Pico de Orizaba y en el Iztaccíhuatl. Yo no. De hecho, tenía 6 años que no había esquiado y lo disfruté muchísimo. 

(F): ¿Dónde aprendieron a esquiar tú y Max?

(K): Max aprendió en Francia y yo aprendí en Canadá, donde viví tres años. 

(F): ¿Alguno de tus padres -Elsa Ávila y Carlos Carsolio- había esquiado los volcanes mexicanos?

(K): Sí, Elsa esquió con mis tíos en el Pico de Orizaba. Me platicó que tenían un ritual y después de esquiar se iban a nadar a unas lagunas cercanas. Eso fue en los 90’s más o menos. 

(F): ¿Qué piensas del esquí en México?

(K): México, el Pico de Orizaba, es un destino que eligen los estadounidenses para esquiar en esa época que ellos llaman “Shoulder Season”, el intermedio que hay entre el verano y el invierno, es decir, cuando ya no pueden practicar los deportes de la temporada de calor, pero tampoco ha llegado la nieve. Vienen muchos esquiadores de Colorado y Alaska. 

Sin embargo, México no es un buen lugar para aprender a esquiar, no sólo porque se puede únicamente cuando hay nevadas buenas, sino porque el nivel técnico de los volcanes es muy alto. 

El Pico de Orizaba, por ejemplo, tiene una inclinación de 50 grados en la parte más alta, es decir, lo que vendría a ser una pista negra de una estación de esquí, la más difícil y para esquiadores experimentados; pero en este caso es fuera de pista. En el Izta hay piedras y el camino es abrupto. 

(F): ¿Qué se necesita para que en México haya una cultura de esquí?

(K): Como decía, México no es un lugar para aprender a esquiar. Además de esto, creo que es importante no sólo dominar la técnica sino saber los tipos de nieve que hay, el terreno, es decir, una organización detrás.

Pero para que haya una cultura del esquí, tiene que haber primero una cultura de montaña. Para hacer esquíe, debes primero subir la montaña, así que es importante saber cómo acercarte a la montaña, conocer y dominar el equipo, el clima, las condiciones. Después de esto, es importante tener conocimientos sobre Nievología.

El esquí puede ser incluso más peligroso que un ascenso alpino. En México se puede hacer, pero hay que aprender y dominar el deporte en otro lugar, antes de practicarlo en nuestras montañas.

(F): Kari, muchas gracias por tu tiempo. Un placer escuchar sus aventuras. 

(K): Muchas gracias a ustedes.

Deja un comentario

Total
383
Shares

Suscríbete

Recibe nuestras noticias en tu correo