Las nuevas rutas al Gasherbrum I (8068msnm), Shispare (7611msnm) y Nuptse Nup II (7742msnm) son seleccionadas como ganadoras del Piolet de Oro.

El jurado del Piolet de Oro, uno de los máximos galardones que puede obtener un alpinista a nivel mundial y que surge en Francia en 1991, ya ha seleccionado a los ascensos más destacados del mundo del montañismo del 2017. 

Los elegidos -entre más de cincuenta candidatos-, en esta ocasión tres extraordinarios ascensos de la historia del alpinismo, recibirán su premio, por primera vez en la historia del evento, en un lugar fuera de Chamonix, Francia. La Ceremonia de Premiación del Piolet de Oro tendrá lugar el próximo mes de septiembre en el XXIII Ladek Mountain Festival, en Polonia. 

Asimismo, el alpinista esloveno Andrej Štremfelj recibirá el Piolet de Oro por su trayectoria, misma en la que resaltan los valores más profundos del montañismo. 

De acuerdo al boletín de prensa oficial del comité organizador del Piolet de Oro, los tres ascensos elegidos son los siguientes. 

Gasherbrum I (8068msnm)

Los alpinistas checos Zdenek Hak y Marek Holecek lograron ascender la última línea lógica en la enorme cara oeste de Gasherbrum I. Se trata de la primera ascensión completa de dicha cara, una línea directa a la cumbre, que fue intentada por primera vez en 1983 por Jerzy Kukuczka y Voytek Kurtyka.

Hole?ek había hecho cuatro intentos previos de esta línea, perdiendo un compañero de escalada y partes de varios dedos de los pies. El ascenso exitoso, que comenzó el 25 de julio, tomó seis días, con un último vivac a 8000msnm y la ruta fue nombrada Satisfaction (2.600m. ED+ WI5+ M7).

Del pasado 25 de julio al 1 de agosto del 2017, la expedición tuvo que superar una escalada técnica de alto grado, en la que tardaron 12 horas para completar solo 80 metros. El descenso desde la cumbre, a través de la ruta normal a lo largo del Couloir japonés, atravesó un primer mar blanco, para luego descender por pendientes propensas y avalanchas. Regresaron al campamento base ocho días después de su partida.

Shispare (7611msnm)

La belleza de esta línea codiciada y el compromiso total para un difícil ascenso en estilo alpino fue logrado por los japoneses Kazuya Hiraide y Kenro Nakajima. Se trató de la primera ascensión al Shispare por la cara noroeste, afirman “una obra maestra del alpinismo moderno”, a la que nombraron Shukriya (2.700 m. WI5 M6).

A partir de 2007, Kazuya Hiraide realizó tres intentos al Shispare. En su cuarto intento hizo cordada con su compatriota Kenro Nakajima. Las condiciones eran malas en el Valle de Hunza en el pasado agosto, y la pareja luchó contra el clima inestable durante el ascenso de cinco días, experimentando constantes nevadas y avalanchas.

Se trata del tercer ascenso en la historia a este pico en el Karakoram occidental. El descenso fue realizado por la ruta polaco-alemana original de 1974 en la dorsal noreste y el espolón norte. El clima los obligó a tardar dos días más de lo planeado para volver al campamento base.

Nuptse Noroeste (Nuptse Nup II, 7742msnm)

La inmensa cara sur del Nuptse es un desafío extremadamente difícil. Incluso la primer ascensión sin repetición de 1961 es ampliamente considerada como una de las primeras escaladas técnicas en el Himalaya.

Los franceses Benjamin Guiguonnet y Hélias Millerioux probaron una nueva línea en el lado izquierdo de la cara en 2015 y 2016. En su segundo intento, fueron acompañados por Frédéric Degoulet, que llegó a 7.400 metros antes de abandonar el intento.

La persistencia trajo recompensas en el 2017, cuando los tres franceses completaron la línea y alcanzaron la cumbre de Nuptse por la cara noroeste. Se trató de una escalada en hielo compleja, en un terreno muy empinado y difícil.

Los escaladores tuvieron que pasar cinco noches al aire libre en el ascenso y una vez durante el descenso. Se trató de un logro icónico en el ámbito de la escalada técnica moderna del Himalaya.

Menciones especiales

El jurado entregó una “Mención Especial” a la expedición estadounidense conformada por las alpinistas Chantel Astorga, Anne Gilbert Chase y Jason Thompson, quienes realizaron un ascenso al Nilkantha (6596msnm), en India, considerado un desafío alpino muy técnico. 

La ruta nombrada Obscured Perception, escalada el otoño pasado, tuvo dificultades hasta WI5, M6, A0 y 70° de nieve. El ascenso por la cara suroeste tuvo lugar el 28 de septiembre, alcanzando la cumbre en la mañana del 2 de octubre y descendiendo la dorsal oeste el mismo día.

Asimismo, Alex Honnold recibió también una “Mención Especial” por el gran número de ascensos y escaladas que realizó a lo largo del 2017, así como por su contribución humanitaria. Entre ellas, los 14 picos escalados en la Cordillera Fenris Kjeften, en la Tierra Reina Maud, en la Antártida, el ascenso en free solo de Free Rider en el Capitán, Yosemite, así como por las labores de su propia Fundación Honnold, misma que, junto a Solar Energy Foundation (SEF), lograron instalar sistemas de energía solar en pueblos etíopes. 

Deja un comentario

Total
40
Shares

Suscríbete

Recibe nuestras noticias en tu correo