Dos distintos grupos de montañistas sufren asalto a mano armada en las faldas del Iztaccíhuatl el pasado 23 de septiembre.

Actualización: 24 de septiembre, 17:04 hrs. Se incluye comentario sobre la seguridad en el Iztaccíhuatl por el lado de Paso de Cortés, y mención de la lista de parajes peligrosos identificados por la Alianza por la Seguridad en las Montañas.

El pasado 23 de septiembre dos grupos distintos de montañistas sufrieron un asalto por un grupo armado en las faldas del Iztaccíhuatl, a la altura de Loma Corta, alrededor de las 4:30 de la tarde, de acuerdo a lo comentado a Freeman Outdoors por personas cercanas al hecho, así como autoridades locales. 

El primer asalto a un grupo de tres montañistas, se presentó al inicio de Loma Corta. El segundo asalto fue a dos mujeres, quienes se encontraban unos cuantos metros más arriba. 

Los tres asaltantes, quienes portaban machetes y un arma larga, despojaron de sus pertenencias a ambos grupos. Tras el segundo atraco y al verse sorprendidos por un tercer grupo de montañistas que presenciaron los hechos, huyeron por el costado derecho de Loma Corta. 

Finalmente, el primer grupo avisó a la policía y posteriormente se encontraron todos en la zona de Nexcoalango, tanto los dos grupos de personas que sufrieron el asalto como los montañistas que pudieron presenciar los hechos. La Policía de Montaña desplegó un operativo de búsqueda en la zona.

“Montamos el operativo desde los senderos inferiores hacia los superiores.  Posteriormente, elementos de seguridad dieron con el grupo de asaltantes, quienes intentaban escapar en motocicleta. Sin embargo, al perder el control del vehículo, los asaltantes comenzaron un enfrentamiento con los elementos de seguridad, disparándoles y posteriormente huyendo. El vehículo fue entregado al ministerio público. La investigación continúa y estamos presumiendo de quiénes se trata.” – Juan Salvador Sánchez (Encargado Policía de Montaña y Agreste)

La última vez que se realizó un reporte de asalto en la zona fue hace más de tres años, gracias a los esfuerzos de la Policía de Montaña y apoyo de gobierno en la región.

A partir de la creación de la Policía de Montaña -un logro importante conseguido a través del grupo “Montañistas Unidos”, y la atención de las autoridades del Estado de México-, se ha logrado mantener la seguridad en el Iztaccíhuatl por el lado de Paso de Cortés, donde se considera perfectamente seguro al momento. Sin embargo, la zona de “la Cabeza”, que parte del poblado de San Rafael, aún se considera de alto riesgo.

“Pudimos observar (más cerca de lo que nos hubiera gustado) como estos tres infelices tapados de la cara y vestidos con ropa negra y de camuflaje, bajaron con mochilas y otras pertenencias en las manos. (…) No quisimos arriesgarnos y esperamos un tiempo, luego nos pasamos del otro lado de la loma y bajamos escondiéndonos entre maleza y árboles. Una vez llegados a trancas, escuchamos ruidos de una moto, afortunadamente eran dos policías en una cuatrimoto y les contamos lo sucedido.” – Testigo del hecho

Se esperan reportes positivos por parte de la Policía de Montaña, quienes han contribuido consistentemente a la seguridad en el Iztaccíhuatl y Nevado de Toluca en los últimos años. Asimismo, se recuerda a los visitantes que extremen precauciones en zonas de conocida peligrosidad, y se invita a continuar impulsando el sentido de solidaridad que caracteriza a la comunidad de montaña.

En 2012, de acuerdo a lo publicado entonces por el portal Montañismo y Exploración, las zonas identificadas de riesgo -y que hoy en día siguen presentando reportes de inseguridad-, son 18 parajes en las montañas de México central. Dicha lista fue elaborada por la Alianza por la Seguridad en las Montañas, y puede consultarse en la publicación original, aquí.

Deja un comentario

Total
1K
Shares

Suscríbete

Recibe nuestras noticias en tu correo