Entrevista a Mau Huerta: el armado es clave para crecer la escalada

Sin armado no hay escalada, por lo menos indoor. Mau Huerta habla sobre la importancia del armado de buena calidad y el nivel presente en nuestro país.

El próximo 10 y 11 de noviembre se llevará a cabo la primera clínica de armado comercial en Motion Boulder, Guadalajara, impartido por tres de los más destacados Boulder Setters de México: Ahmed López, Iván Robertson y Mauricio Huerta.

Aprovechando este evento Freeman entrevistó a Mauricio Huerta quien, por supuesto, no necesita presentación. “Mau” es uno de los mejores escaladores de México, pero también uno de los más especializados boulder setters de nuestro país.

Boulder setter o, en español, “armador”, son las personas encargadas de diseñar y armar rutas o problemas de bloque en paredes de escalada artificial. También conocidos como “setters”, estos profesionales combinan el arte técnico con una representación artística de movimientos reales de escalada en roca.

En países como Estados Unidos, los “armadores” pueden aspirar a una certificación nacional. USA Climbing (USAC) proporciona instrucción, capacitación y certificación a los creadores de rutas en varios niveles, con el objetivo general de aumentar la calidad y la consistencia de los eventos de competencia y apoyar el trabajo de los armadores. 

En México, sin embargo, todavía no contamos con instituciones oficiales que avalen y certifiquen a los armadores. No obstante, algunos de los mejores setters del país se han puesto manos a la obra para buscar la profesionalización de este trabajo. Entre ellos, Mauricio Huerta.

Hace tres años Mau Huerta creó, junto con Ahmed López, el proyecto Future Set, que tiene como objetivo principal dar clínicas de armado alrededor de la República. Si bien surgió precisamente con la idea de impartir dos clínicas, en aquél entonces no hubo prácticamente inscritos. Una realidad muy distinta a la de hoy en día. De hecho, la próxima clínica en Motion Boulder tiene sus inscripciones agotadas y la demanda rebasó casi al doble los lugares abiertos al público.

Con el objetivo de entender la importancia del armado y la situación actual de este oficio en México, Freeman platicó con Mau al respecto.

Freeman (F): Mauricio, muchas gracias por tu tiempo. Queremos empezar preguntándote, ¿cómo fue que descubriste el armado como una de tus pasiones, quizá tan importante como la escalada misma?

Mauricio Huerta (M): Gracias a ustedes por el interés. Mi pasión por el armado surgió a raíz de ir a las competencias internacionales, entre el 2011 y el 2015. En México no existían muros donde podía entrenar los bloques con estilo para competencia y hoy es aún difícil. 

Me iba por temporadas a entrenar a Alemania, Austria, Italia. Allí conocí varios estilos de armado y me atrajo mucho. Pensé, quiero armar así en México para no tener que salir del país para encontrar esta calidad. Me di cuenta que armar era algo muy importante y quise aportar en el crecimiento de la cultura del armado.

En el 2014 volví de una competencia de Alemania, año en el que abrieron Adamanta. Entonces me acerqué a los dueños y les propuse que podría trabajar como armador. Ahí es donde más he aprendido.

 (F): ¿Cuál es la finalidad del armado y su importancia?

 (M): Armar no es sólo poner agarres en una pared, como tampoco una simple ocupación sino algo más, es una pasión. Con el armado ayudamos a crecer a la comunidad, al desarrollo de la escalada.

Los armadores tienen la responsabilidad de propiciar una buena primera experiencia de escalada a las personas que nunca han tenido contacto con el deporte.  

Hoy en día no es como hace 20 años que la gente tenía su primer contacto con la escalada en roca. Ahora es en los muros donde la gente aprende a escalar. Por ello antes se necesitaba a alguien que te explicara el armado de un muro; en cambio, actualmente la mayoría cuenta con armado monocromático que, además, es intuitivo y amigable. La gente puede escalar prácticamente por sí misma, y esto es algo que logran los armadores.

Por otra parte, el armado es una herramienta muy poderosa para enseñar a escalar, en todos lo niveles, no sólo a los principiantes. El armador conduce y exige ciertos movimientos del escalador -dinámicos, empeines, talones-. El armado es una forma de instruir, de entrenar al escalador.

Además, el armador dictamina la calidad de las competencias; tiene la posibilidad de crear la dificultad adecuada, que los bloques resulten interesantes, divertidos, distintos, graduados adecuadamente para los competidores.

Finalmente, para el entrenamiento y para subir el nivel de nuestra escalada, no sólo es imprescindible hacer campus sino escalar mucho y diferentes estilos, eso es lo que el armado da.

(F): ¿Cómo ves el armado en México, su calidad, su oferta, su situación comparada a nivel internacional?

(M): En México no hay muchos gimnasios con armado de buena calidad. Desafortunadamente son pocos los armadores que se lo toman seriamente, como una profesión.

Como head setter -director de armado- de Adamanta me encuentro con problemas por tener pocos armadores en los que pueda confiar; he de revisar recurrentemente el trabajo hecho.

Igualmente, no contamos con competencias de muy buena calidad y, sin duda, el armado es uno de los factores más importantes que determinan su éxito. Muchas veces las competencias se resuelven por suerte.

Los agarres son también una de las deficiencias más importantes. Agarres de mala calidad impedirán un armado de buena calidad. 

(F): ¿Cuál es la diferencia entre un buen agarre y un agarre malo? y, ¿cómo sugieres que debería de ser el inventario de agarres de un muro?

(M): Creo que de acuerdo al diseño y el material.

El Diseño: un buen agarre es ergonómico, no lastima. En cambio, un agarre malo es lesivo, filoso y con acabados mal hechos.

El Material: la calidad del material usado determinará su durabilidad, así como su textura y adherencia. 

El inventario de un muro tiene que contar con todo tipo de agarres -pinzas, regletas, slopers, etc.-, de diferentes tamaños y deben ser ergonómicos. También es importante tener un buen número de volúmenes de todo tipo, tamaño y con buena textura.

El color de los agarres es de las cosas más importantes, es decir, debe haber muchos agarres de muchos colores y, de cada color, un buen número de piezas.

La alta cantidad de agarres de calidad, posibilita un buen armado. 

Mau Huerta


(F): Retomando un poco el tema anterior, ¿qué significa para ti tomarse en serio el armado como una profesión?

(M): Que sea un trabajo por el que te paguen dignamente. En México se acostumbra -actualmente menos que hace unos años-, a que el escalador intercambiaba armado por un día de escalada. Esto no debe ser así en un futuro. El armado es un trabajo difícil, requiere de mucha experiencia escalando.

Me gusta compararlo con los chefs; cualquiera puede cocinar, pero no todos pueden cocinar bien. Es así, cualquiera puede armar, pero no todos pueden armar bien. 

Mau Huerta


El armado toma tiempo, requiere de una experiencia previa. Para ser un armador profesional creo que se debe contar con los siguientes puntos:

Posee conocimientos teóricos: el armador ha de saber diferenciar los tipos de agarres, los estilos de armado y de escalada. Si bien en México no realizamos campeonatos mundiales, el armador debe saber distinguir entre un armado para principiantes y un armado de competencia.

Cuenta con sus propias herramientas: un armador profesional tiene su propio taladro, sus guantes, su cinturón, lentes, etc. Pero, sobre todo, sabe usar las herramientas adecuadamente.

Tiene capacidad de armado: un armador profesional puede armar bloques de distintos estilos y para diferentes fines -competencia, recreación, entrenamiento, iniciación, etc.-.

Valora el trabajo como un oficio: un armador profesional no permite que su trabajo sea mal remunerado. 

(F): ¿Cómo ves el armado a nivel mundial?

(M): Hoy en día cada vez son más los países que pueden tener Walltopia e instalaciones de primera calidad. Pero, en la mayoría de las ciudades con tradición el verdadero prestigio de los muros es el armado. La gente escoge el muro por el armado. Esto pasará en algún momento aquí.

Claro que un buen armador tampoco es un mago, necesita agarres de calidad, si el armador es el chef, los agarres son los ingredientes. 

Mau Huerta

(F): ¿Qué recomiendas para que el armado en México evolucione, mejore y se profesionalice?

(M): Un mayor interés por parte de los dueños de los muros para mejorarlos; invertir y pagar mejor el armado de los buenos setters es importante. 

Respecto a los armadores, armar más y para todo tipo de escalada, escalar todo lo que puedan en roca, tomar clínicas, que se introduzcan en el mundo del armado, leer libros, que estén abiertos a nuevos tipos de armado. 

El peor defecto de un armador es tener una mente cerrada. 

Mau Huerta


La idea es que en un futuro haya suficientes gimnasios en una sola ciudad, como para poder cambiar de muro cada día y así probar cosas nuevas.

Les sugiero a los armadores seguir canales y blogs especializados. Dos opciones son Beta Routesetting y Routesetters Anonymous

(F): ¿Qué tipo de armado es el que recomiendas? ¿cuál es la tendencia mundial y por qué ese estilo?

(M): El tipo de armado que recomiendo es el balanceado entre distintos estilos, parkour, de compresión, en slabs, de equilibrio, técnicos, explosivos. Asimismo, me inclino más por paredes más limpias, con menos bloques y, por lo general, esta es la tendencia mundial.

Como, en general, los muros de México aún no están especializados para ruta o para bloque, el armado depende mucho del tamaño del muro. Si es muy grande, puede optarse por menos bloques.

Las ventajas de un muro más limpio es que un bloque puede tener mejores  movimientos porque no te limitan otros agarres, además de que así es más fácil reconocer los problemas. Un muro saturado tendrá un estilo mucho más limitado, algo que también afecta el armado.

(F): ¿Cómo ves el armado de aquí a diez años en México?

(R): Creo que va a mejorar. Calculo que habrá el doble de gimnasios que hay ahora y con mejor calidad. Los escaladores podrán elegir el muro no porque les quede más cerca, sino por la calidad del armado. En diez años el armado se pagará mejor, porque determinará el valor de un muro.

Estamos progresando. Me doy cuenta, por ejemplo, porque si bien hace tres años tuvimos que cancelar la clínica de armado que organizados a falta de participantes, esta vez se quedaron fuera más de cinco personas en la próxima clínica que realizaremos en Guadalajara porque ya no había cupo para más. Esto habla del interés por parte de los armadores de mejorar.

(F): Mau, muchas gracias por tu tiempo y por tu interés para apoyar el crecimiento de la escalada en México. Ya por último nos gustaría preguntarte, ¿cómo te gustaría que fuera el armado en México en diez años?

Gracias a ustedes. Mi sueño es vivir en una ciudad de México en la que haya diez muros con armado de buena calidad y rotación continua, para poder ir cada día a uno diferente y probar todo tipo de armado. 

Esta es una de las razones por las cuales Japón cuenta con la mejor selección de escalada del mundo. Ellos ganan las competencias y uno de los factores más importantes es que tienen muchos muros con armado de excelente calidad. 

Te puedes hacer más fuerte en un muro desplomado, pero serás mucho mejor escalador si cuentas con varios muros de buen armado. 

Deja un comentario

Total
243
Shares

Suscríbete

Recibe nuestras noticias en tu correo