fbpx

Krzysztof Wielicki, primer hombre que conquistó el Everest en invierno, lidera la expedición que busca la primera invernal al último ochomil virgen en esta época del año.

Las conquistas invernales de los 14 ochomiles que hay en el mundo comenzó hace unos 40 años con expediciones polacas. El grupo alpinista de aquella época conquistó 9 de los 14 ochomiles en tan sólo una década.

El primer alpinista en conquistar un ochomil invernal fue Krzysztof Wielicki, el Everest en 1980 y de la mano de Leszek Cichy. Hoy en día queda sólo un ochomil por conquistar en esta época del año, el K2 y sus 8611msnm. 

Ahora, a sus 67 años, Wielicki es el líder y organizador de la expedición que pretende conquistar la cima del K2. Y no será fácil, el mal clima, fríos extremos de casi 50 grados bajo cero, los fuertes vientos que alcanzan los 150km/h y escalar paredes verticales a más de 8400msnm sin el empleo de oxígeno es lo que les espera.

El plan es intentar realizar el ascenso por la ruta Cesen, que es mucho más directa que el espolón de los Abruzzos. Si bien esta segunda ruta es la más recurrente, pues es la más fácil, es más larga y, por ende, más peligrosa en invierno; razón por la cual Wielicki escogió la otra opción. 

El equipo estará conformado por Wielicki, líder de la expedición, Janusz Golab, líder del equipo, Piotr Snopczynski coordinador de campo base, Dariusz Zaluski camareógrafo, Rafal Fronia cartógrafo, Adam Bielecki psicólogo y otros miembros como Marek Chmielarski, Marcin Kaczkan, Artur Malek, Piotr Tomala, Jaroslaw Botor, Maciej Bedrejzcuk y Denis Urubko. 

De conquistarlo, los polacos cerrarán el círculo que ellos mismos abrieron hace cuatro décadas y abrirán un nuevo capítulo en la historia del alpinismo.

 

Deja un comentario