Autoridades cierran el Parque Nacional de Yosemite ante el Incendio Ferguson que ha consumido más de 15 mil hectáreas de bosque.

El incendio, que comenzó a mediados de julio en las montañas de Sierra Nevada, al este de San Francisco, y que cobró la vida de un bombero, ha llegado al Valle de Yosemite, inundando el parque con una capa de humo, así como a Wawona y Mariposa Grove.

A partir de estos hechos, las autoridades del Parque Nacional de Yosemite han tenido que desalojar y cerrar el acceso a los visitantes el pasado miércoles 25 de julio, esta época del año que se caracteriza por ser la de mayor afluencia turística. 

Son 15378 hectáreas las que el conocido Incendio Ferguson ha invadido y que obligaron a evacuar a cientos de personas en el Valle. Y éste es sólo uno de los 75 grandes incendios que ahora mismo se extienden desde Oklahoma hasta Alaska, de acuerdo al National Interagency Fire Center de Estados Unidos. 

Se trata de uno de los veranos más calurosos de la zona. Día tras día cientos de bomberos luchan por acabar con el fuego en Arizona, Colorado, Idaho y Oregón. Más de un millón y medio de hectáreas se han incendiado este año. Y respecto al parque de Yosemite, es el cierre más grande que se ha realizado en décadas. 

De acuerdo a The New York Times, Daniel Swain, un científico del clima de la U.C.L.A., afirmó que la sequía a largo plazo causado por el aumento de las temperaturas globales ha exacerbado el riesgo de incendios forestales en el oeste de los Estados Unidos. “Durante décadas ha habido una tendencia hacia una menor humedad en el suelo y el bosque, y eso está afectando la sequía de la vegetación en verano”, dijo.

Deja un comentario

Total
351
Shares

Suscríbete

Recibe nuestras noticias en tu correo