El montañismo mexicano, con tanta tradición, pero tan joven en su formalidad, es terreno fértil para que charlatanes, inexpertos y gente sin ética intente ganar unos pesos a costa de la seguridad. ¡Ten cuidado!

Quien participe de los múltiples grupos de Facebook que congregan a deportistas outdoors en México sabrá que es cada vez más frecuente encontrar ofertas de viajes, expediciones y “cumbres”. No es realmente una sorpresa si consideramos que cada nevada atrae a miles de personas y la demanda de servicios guiados en ocasiones supera la oferta. Sin embargo, eso ha traído también una nube de oportunistas que sacrifican seguridad con tal de meterse a la bolsa unos cuantos pesos cada fin de semana.

Aquí sólo un ejemplo:

¿Dónde está el problema con esta promoción?

De acuerdo a la publicación, se invita a ascender el Iztaccíhuatl en dos días, incluyendo transporte, entrada y fogata, todo por 500 pesos. El precio por sí mismo es suficiente para reconocer al charlatán si consideramos los costos típicos de un ascenso en el que se debe incurrir en alimentos, renta o costo prorrateado del equipo, botiquín, equipo de comunicación, etc. Por tal, se concluye que no llevan lo necesario y esperan -en el mejor de los casos-, que lo lleve el cliente.

Por otro lado, y si bien el cartel no ofrece explícitamente servicios guiados, a la vez que aclara que se dirige a “alto rendimiento”, los comentarios del autor sobre el post son reveladores:

“…la gente que me acompaña a estas aventuras son novatos pero atléticos… (sic)”

“…el casco es de bisi… (sic)”

“…solo yo y los chicos que me apoyan llevamos equipo… (sic)”

Y, por supuesto, una joya:

“…los llevo a apatlaco la cascada y termina en peda jaja. (sic)”

Aunque la tragedia se cuenta por sí misma al leer estos mensajes, aclaramos el punto: las últimas dos temporadas invernales en las montañas del México central han estado plagadas de accidentes, muchos de ellos mortales, y se sabe con claridad que algunos de los factores principales de riesgo son precisamente la inexperiencia, el no llevar ni saber utilizar equipo apropiado y, por supuesto, consumir bebidas alcohólicas.

Entonces, ¿cómo saber qué guía elegir?

Aquí algunos puntos a considerar para elegir correctamente:

  1. Investiga a tu guía.
  2. Revisa el itinerario planeado
  3. ¿El equipo que te requieren está completo?
  4. ¿El equipo que te proporcionarán es el adecuado?
  5. ¿El número de guías por clientes es correcto?
  6. ¿Cuál será el estilo de progresión? ¿Irán encordados?
  7. Siempre demanda que tu guía esté al tanto de tu asimilación a la altura.
  8. Pide que te demuestre que cuenta con botiquín básico.

Continúa leyendo: 8 consejos para elegir un guía de montaña

Deja un comentario