Daniel Ballesteros es amigo y colaborador de Freeman Outdoors. Autor del blog Humildad Mochilera, español de nacionalidad, viajero insaciable, Daniel ha recorrido Sudamérica, África, Europa y ha vivido durante 22 días en un submarino.

Ir a Machu Picchu no es un sueño impensable. Daniel Ballesteros te da los mejores consejos para hacerlo por tu cuenta y de forma económica.

Por: Daniel Ballesteros

Machu Picchu, ese impresionante santuario histórico Inca que se encuentra a 2,430msnm, construido antes del siglo XV, destino de miles de visitantes al año. 

Una obra maestra de la arquitectura, rodeada de bellísimos paisajes, ¿para quién no ocupa un lugar en la lista de los sitios por visitar? Sin embargo, no todos podemos pagarnos un paquete completo con una agencia que nos lleve hasta el sitio y de regreso. Para otros, además, el hecho de hacerlo por cuenta propia es indispensable para que el viaje realmente tenga un dote aventurero, pero, ¿como hacerlo?

A continuación, los mejores consejos para planear un viaje económico y autónomo a Machu Picchu.

Las opciones del viaje

Se podría decir que, económicamente hablando, hay tres maneras de visitar Machu Picchu:

  1. Contratando agencias (la forma más cara*).
  2. Totalmente por tu cuenta (la forma más económica)
  3. Una mezcla de ambas (la más versátil).

*La forma más cara es con agencias y utilizando el tren. Si esa es tu intención puedes ahorrarte la lectura de todo este artículo. Descartamos el tren y la ruta conocida como Inca Trail ya que son temas propios para otro artículo.

El programa

Antes de entrar en detalles desglosaré cómo se lleva a cabo esa visita para poder entender mejor todo lo que vendrá explicado en este artículo.

  • Primer día: Salida de Cusco a la Hidroeléctrica en bus. Se para a comer a mitad del trayecto. Caminata de la hidroeléctrica hasta Aguas Calientes, cena y a dormir pronto porque al día siguiente hay que madrugar.
  • Segundo día (a): Visita a Machu Picchu desde primera hora de la mañana, regreso a Aguas Calientes y directamente a caminar hacia la hidroeléctrica para tomar el transporte de vuelta.

Esta opción habrá requerido pernoctar en Aguas Calientes, así como dos comidas que suelen incluir las agencias. Lo que decidas comer durante tu día de visita a Machu Picchu y lo que se cene durante el regreso.

  • Segundo y tercer día: Visita a Machu Picchu, Wayna Picchu y Templo de la Luna. Regreso a Aguas Calientes y a descansar. Es imposible visitar todo en un mismo día y llegar a tiempo a la hidroeléctrica, por lo que tendrás que quedarte una noche más.

Esta opción implica, lo mismo que la (a) sumándole una cena en Aguas Calientes, desayuno y comida del tercer día (el de regreso),  lo que se cene durante el trayecto de vuelta y haber pagado una noche más en Aguas Calientes.

La ruta guiada solo se hace en Machu Picchu. Si vas a subir a Wayna Picchu deberás hacerlo por tu cuenta.

Daniel Ballesteros

Visita económica y autónoma

Dicho esto y basándonos en mi experiencia vivida en diciembre del año pasado,  vamos a centrarnos en la tercera de las alternativas, ya que es la más fiable sin ser la más costosa. Explicaré porqué:

Descartando la opción más cara que sería hacerlo organizado a través de una agencia, podríamos decantarnos por organizarlo nosotros mismos pero, ahora va una pequeña lista de riesgos que podrían encarecer nuestro intento de visitar Machu Picchu incluso más que por agencias de turismo. 

  • Por cuenta propia implica compartir taxi y dependerás de la gente. Podrías verte sin compañeros y tener que asumir el gasto total del taxi (algo mucho más caro que el coste en bus ofrecido por agencias).
  • Dependerás del taxista a la hora de decidir la hora de salida ya que él siempre esperará a conseguir más clientes, a menos que de primeras reconozcas que te ha salido mal la jugada y le digas que pagaras tú el coste del trayecto. Si no lo haces, esa espera podría retrasarte mucho con todo lo que implica. Veremos esto más adelante.
  • A la vuelta desde la Hidroeléctrica a Cusco podrías no encontrar taxi, ya que es poco frecuente su uso debido a que la mayoría van en los buses ofertados por agencias.

Hay más inconvenientes pero con estos tres ya es más que suficiente como para descartar la alternativa número dos.

¿Entonces? Lo ideal es hacer una mezcla entre ambas lo que te permitirá tener un mejor control de los gastos que decidas asumir.

Cómo realizarlo

  1. Compré las entradas por mi cuenta.
  2. Contraté un servicio de transporte y alojamiento (sin guías ni comidas incluidas).

¿Por qué?

Compré las entradas por mi cuenta con el objetivo de poder decidir yo cuándo quería ir (siempre y cuando haya disponibilidad). Aunque lo más importante no es eso sino lo que voy a confesarte ahora:

La mayoría de agencias tiene sus horarios muy bien estipulados y casi nunca ofrecen la alternativa de visitar Wayna Picchu ni el Templo de la Luna ya que eso afecta a la funcionalidad de sus servicios. De modo que si tratas con una agencia ni te enterarás de esas alternativas que sin duda son 100% recomendables.

Al hacer la compra por mi cuenta y habiéndome informado, me aseguré de comprar las entradas en una fecha en que la visita a Wayna Picchu estaba disponible y que da acceso al Templo de la Luna. Con la entrada a Machu Picchu no es posible acceder al Templo de la Luna.

Si solamente contraté los servicios de transporte y alojamiento fue porque es lo único que debes tener asegurado para que no se vea alterado tu horario en esos dos o tres días.

No contratar previamente guía ni servicio de comida

Por otra parte, no contratar el servicio de guía ni de comidas te permite decidir en cada momento cuánto quieres gastar.

Las agencias ya tienen acordado un establecimiento para llevar a sus turistas a comer y cenar durante el día de ida (el de vuelta según que agencias no lo incluye y te ves comiendo una hamburguesa en cualquier paradita a mitad del trayecto).

Yo me llevé comida comprada en Cusco ya que es más económico que Aguas Calientes. Me refiero a sándwiches, galletas con chocolate, jugos, agua solo para el día de trayecto de ida, etc. Calculé comida necesaria para 3 días (este cálculo depende de cada uno y de los días que vayas a tardar en regresar a Cusco).

Una vez “in situ” pude decidir dependiendo de la comida que ofrecían/precio en las paradas que establece la agencia para comer y cenar. En mi caso se trató de un lugar que por un precio redondo tenía buffet libre y como me gustó lo que había, decidí pagar por mi cuenta. Podría haber sido mucho mejor ya que de haber sido un lugar donde podía pagar por plato, habría ahorrado dinero pagando por un solo plato y comiendo también de mi propia comida. De ahí la versatilidad de esta alternativa.Lo mismo se aplica a la hora de cenar.

Hasta ahora todo lo comentado tiene que ver con el viaje de ida.

Reservar alojamiento

La ventaja de contratar el alojamiento con una agencia es que tal y como hicieron en la mía, me vendieron las noches con una frase tal que “con nosotros te saldrán igual de caras que en Cusco”. Es decir, por 20 soles podría pasar la noche en un hostal de Aguas Calientes, lo que se considera una ganga.

Por otra parte me aseguré de que tendría reserva ya que por mi cuenta podría haber encontrado alojamiento pero dudo que por ese precio (ni lo intenté).  Otro problema podría ser el siguiente:

Los hostales en Aguas Calientes cuentan con grupos que llegan de las agencias y para mantenerles unidos estoy seguro que descartan a alguien que vaya solo o a una pareja, (esto es una hipótesis mía) para tener espacio y alojar grupos completos. Quiero decir que se podría dar el siguiente caso:

Llamas para ti y tú pareja y te dicen que no hay sitio cuando sí lo hay pero, prefieren alojar a un grupo completo de 10 en su hostal a que la agencia se vaya a otro hostal por no disponer de espacio para todo su grupo.

Presupuesto

Por ahora la cuenta asciende a:

  • Ida y vuelta: 60 soles.
  • 2 noches en Aguas Calientes: 40 Soles.
  • Precio de la entrada: (depende de si visitas solo Machu o también Wayna)

Visita guiada

Volvamos a otra de las ventajas de realizar la visita “casi por nuestra cuenta”: el Guía. Lo que sigue ahora es muy importante.

¿Por qué no quise contratarlo desde un principio si sabía que acabaría contratando uno? Seamos realistas, sin un guía sería como visitar cualquier ciudad en ruinas. Pero tomé esa decisión por la versatilidad que me ofrece. 

Como ya mencioné antes, las agencias quieren que los miembros de su grupo vayan siempre juntos. Eso quiere decir que dependerás directamente del eslabón más débil. Sí, suena mal pero es así, da igual si estás en plena forma y subes los tropecientos escalones y llegas el primero a la entrada de Machu Picchu porque tu ruta guiada no comenzará hasta que no llegue el último. “Fatal error” diría yo.

Cada grupo tiene uno o dos guías asignados que preguntarán a gritos por el nombre del grupo (previamente acordado en los buses durante el trayecto de ida) para reunirse todos antes de entrar.

Si quieres disfrutar de Machu Picchu y te preparas para llegar pronto,  evitar colas y poder sacar fotos antes de que se llene de gente, lo ideal es que no tengas que esperar, ¿no?

En mi caso acepté continuar con mi grupo y los guías asignados para nosotros, eso sí, pagándole al guía 15 soles. Suele ser más, pero el guía fue muy amable conmigo. Aun así todo dependerá también de tus dotes de regateo.

Si tomé la decisión de continuar con el mismo grupo no fue por el precio del guía, fue literalmente porque nadie se demoró y fuimos de los primeros en entrar. Personalmente no estaba dispuesto a perder mi tiempo de visita.

Horarios y acceso a Machu Picchu y Wayna Picchu

Me informé, -siempre hay que informarse-. Si dispones de entrada para Wayna Picchu, debes estar en el acceso a las 11am (si vas en el primer turno). De lo contrario no te dejarán subir porque se tiene comprobado que no da tiempo para regresar antes de que se cierren las instalaciones.

 Las visitas dentro de Machu Picchu y Wayna Picchu están bien organizadas para que dé tiempo a todo, eso sí, dependiendo también de tu forma física. Como dije antes, me informé y sabía que si no llegaba a la cima de Wayna Picchu antes de las 11am no podría acceder a la ruta que lleva de vuelta pasando por El Templo de La Luna. Quería empezar a subir a las 10am (una hora antes), sabiendo que disponía de una hora para hacer un trayecto mucho más duro que el ya recorrido desde Aguas Calientes a Machu Picchu.Lo conseguí.

Todo este rollo lo expliqué por la importancia de poder tomar cada uno sus propias decisiones y no perder tiempo esperando a nadie.

Preguntas extra

  • Si se hubiera demorado mi grupo ¿podría haberme ido con uno de los primeros grupos sin demoras? Sí, puesto que no había contratado un guía previamente.
  • Si hubiera contratado guía con la agencia y luego hubiera querido irme con otro grupo sin demoras, ¿habría podido? Sí, pagando dos veces, una a la agencia y otra al guía en cuestión.

Conclusión

Si visitas Machu Picchu, Wayna Picchu y el Templo de la Luna (o solo Machu Picchu) lo mejor es que puedas tener esa libertad a la hora de tomar decisiones. Sobre todo a la hora de comer y de contratar guía.

Por eso, vuelvo a repetir los pasos que hice yo:

  1. Compré las entradas por mi cuenta.
  2. Contraté un servicio de transporte y alojamiento (sin guías ni comidas incluidas).
  3. Decidí “in situ” qué gastar en comida y con qué guía accedería a Machu Picchu.

No se visita un lugar como ese todos los días, así que recomiendo que todas las variables que puedan darse dependan directamente de ti, y de nadie más y sin que ello implique un gasto en exceso.

Este artículo está redactado con el objetivo de recomendar la manera más eficiente/económica de visitar Machu Picchu sin que suponga un gasto excesivo. No entra en otros detalles de importancia que se deben tener en cuenta. Puedes ver toda la información redactada en el artículo que publiqué explicando toda mi visita a Machu Picchu, Wayna Picchu y El Templo de La Luna.

Consejos e información adicional

  • No te excedas en los gastos caprichosos durante el recorrido de ida/vuelta entre la Hidroeléctrica y Aguas Calientes. Encontrarás numerosos puestos, bares, incluso algún camping donde podrás comprar cantidad de comida y bebida a precios muy elevados.
  • Entre Aguas Calientes y la entrada Inferior de Machu Picchu (la del río), hay un camping donde se puede pernoctar si tienes tu tienda de campaña y sleeping bag. Eso podría reducir el presupuesto total pero aumentaría considerablemente el peso de la mochila.
  • Llévate suficiente agua desde Aguas Calientes para toda la jornada de visita a Machu/Wayna Picchu ya que en la entrada superior, agua y refrescos se venden al doble de precio.
  • A las 13.00 hay que salir de Machu Picchu si quieres llegar a tiempo a la central Hidroeléctrica (suponiendo que te vas ese mismo día).
  • Ver información de los horarios aquí.

Consejo final, el mejor consejo

Sin dejar que la obsesión económica te lo impida, la mejor manera de visitar Machu Picchu y Wayna Picchu, es haciendo el Inca Trail. Si eres un poco aventurero y contrastas información entre agencias, es posible hacerlo por tu cuenta. Sin embargo dejarse llevar por una agencia, con un grupo y guía, es una buena forma de compartir una experiencia única con gente nueva.

Deja un comentario

Total
98
Shares

Suscríbete

Recibe nuestras noticias en tu correo