fbpx

¿Se debe lavar una chamarra de plumas? ¿Qué hacer cuando tu sleeping trae el olor acumulado de cinco expediciones?

Las prendas de plumas son la opción por excelencia para el frío en la montaña por sus extraordinarias características térmicas, ligeras y compactas. Las hay en chamarras, sleeping bags, gorros, guantes, etc. La gama es amplia y todas exigen un cuidado de limpieza específico.

En esta nota te explicaremos cuál es la mejor manera para cuidar y lavar tus prendas de plumas -generalmente de pato o ganso-, en base a las sugerencias de distintas marcas especializadas. Los pasos son sencillos, pero es indispensable que los sigas al pie de la letra, de modo que ayudes a prolongar su vida.

Eso sí, cuantas menos veces laves una prenda de plumas, conseguirás que sus características térmicas duren más tiempo.

Evaluación

En primer lugar, es importante que leas las etiquetas de instrucciones del fabricante y sigas sus indicaciones. 

En el mercado hay productos especializados para este tipo de prendas. Así como encuentras detergente líquido para prendas de color o prendas blancas, existen productos exclusivos para lavar ropa outdoor. Esto, además, aplica no sólo para las plumas, sino para el Gore-Tex, Polartec, etc. Checa opciones en la tienda de montaña a la que más confianza le tengas.

Asimismo, algunas marcas de ropa de montaña cuentan con un servicio de lavado, donde puedes enviar tus prendas y asegurarte de que serán tratadas con el máximo cuidado. Eso sí, sabemos que puede resultar poco práctico hacer envíos para un lavado de chamarra; pero aprovecha y solicita -con las marcas que aplique-, que te hagan válida la garantía de desgaste que ofrecen muchas marcas de ropa outdoors. Sí, te parcharán el pantalón, te reemplazarán el broche, etc.

Ahora bien, si ya estás por echar la carga de ropa, revisa que tus prendas no tengan desperfectos. Por ejemplo, si tienen pequeñas raspaduras o agujeros, lo mejor será que les des el tratamiento oportuno (aplicar parches a la zona es una excelente opción) antes de lavarlas.

Analiza qué tan sucias están. Si la mugre se encuentra únicamente en ciertas zonas, por ejemplo en las mangas o cuello, lo indicado será que las limpies con un paño semihúmedo y un producto indicado. Eso evitará un mayor desgaste de las plumas.  

Lavado a máquina

  1. Cierra todas los cierres y velcros; excepto si se trata de un sleeping bag, en este caso, ábrelos.
  2. Limpia los residuos en el compartimiento del detergente de la lavadora. 
  3. Pon únicamente una prenda por lavadora. A menos que se trate de gorros y guantes, entonces sí podrás poner más de una.
  4. Selecciona el ciclo de lavado para prendas delicadas o lana, a temperatura baja o preferiblemente fría. 
  5. Agrega el detergente especializado para prendas de plumón; si éste no se consigue, entonces usar uno para prendas delicadas. 
  6. ¡No usar suavizante! 
  7. Enjuaga al menos dos veces.
  8. Usa la opción de centrifugado ligero. 

Lavado a mano

  1. Cierra todas los cierres y velcros; excepto si se trata de un sleeping bag, en este caso, ábrelos. 
  2. Humedece la prenda en la tina o regadera. 
  3. Expulsa todo el aire de la prenda, ponla en una posición estirada.
  4. Agrega el detergente especializado para prendas de plumón; si éste no se consigue, entonces usar uno para prendas delicadas o jabón neutro.
  5. En caso de que sea necesario, talla con un paño suavemente las áreas más sucias, sin realizar mucha presión.
  6. Deja remojando la prenda por una hora. 
  7. Permite que el agua corra por la prenda el tiempo necesario para enjuagarla. 
  8. Nunca escurras ni exprimas la prenda. Enrolla la prenda en una toalla delicadamente, hasta quitar el exceso de agua y humedad. 

Secado

  1. Secadora: introduce al menos tres pelotas de tenis en el tambor y no ajustes la temperatura por encima de 40ºC. Así garantizarás que el plumón esté aireado. Es preferible abrir la secadora cada 15 minutos para agitar manualmente la prenda y ponerla al reverso. 
  2. A mano: coloca la prenda mojada en horizontal,  sobre una superficie plana por la que cruce el aire. Agita la prenda al menos cada media hora para que las plumas no se apelmacen. No poner nunca bajo los rayos directos del sol o en lugares con temperaturas muy altas. 
  3. No guardes tu prenda a menos que esté perfectamente seca. Si quedan pelotones de pluma, es una señal de que aún le queda húmedad. 

Tips extras

  1. Si hay alguna pluma que se asoma por la tela, nunca la extraigas. Esto provocará que el hoyo se haga más grande. Intenta volverla a meter jalando desde el lado contrario.
  2. Los artículos de pluma se deben guardar en un lugar seco y dentro de una funda de algodón. 
  3. No guardes tus prendas comprimidas ni en un espacio reducido.
  4. Nunca enrolles tus prendas de plumas (a menos que las lleves comprimidas en la mochila para poderlas usar después.)
  5. Te aconsejamos que compres prendas de plumas que cumplan los estándares RDS (responsible down standards), que certifican un proceso de obtención de la pluma amigable con el medio ambiente y los consumidores.

Aquí un video (en inglés) que ejemplifica las indicaciones dadas. 

Deja un comentario