¿Cuál es la mejor manera para armar tu mochila de montaña? Estas son cinco sugerencias para acomodar el equipo dentro de la mochila que te brindarán un plus.

¿A quién le gusta cargar y sentirse pesado en sus caminatas, aproximaciones y ascensos en la montaña? Probablemente a nadie. Pero es un hecho, no podemos prescindir de un buen número de objetos que no sólo nos permitirán realizar nuestra práctica favorita en la montaña, sino incluso nos brindarán seguridad. 

Eso sí, independientemente de que se trate de una mochila para alpinismo, montañismo o escalada, hay ciertos trucos al empacar la mochila que te brindarán ventajas importantes en tu práctica. 

Dependiendo cómo acomodes el material en tu mochila, ganarás estabilidad, equilibrio, ligereza, balance y control en tus caminatas, aproximaciones y ascensos. 

Cinco consejos

Colocación por zonas

  1. Zona inferior: en la parte inferior de la mochila coloca los objetos más voluminosos y artículos que no usarás hasta que te establezcas en tu campamento. Por ejemplo: sleeping, bajo sleeping, ropa, entre otros. 
  2. Zona central: aquí coloca los objetos y el material más pesado y denso. Por ejemplo: comida, kit de cocina, agua adicional, y el material (ya sea de escalada o montañismo). Empacar lo más pesado en la parte central de la mochila ayuda a crear un centro de gravedad estable que dirige la carga hacia abajo y no hacia atrás. 
  3. Zona superior: es el lugar ideal para los objetos y el material menos voluminoso y pesado, así como para aquellos que podrás necesitar en tu camino. Por ejemplo, el botiquín, el impermeable y la chamarra ligera.
  4. Bolsillos laterales y superiores: todo aquello que podrías necesitar con frecuencia y/o urgencia deberá ir aquí. Por ejemplo, el celular, la brújula, el GPS, las gafas de sol, el frontal o linterna, el bálsamo labial, botella de agua, repelente de mosquitos, llaves de auto, etc. 
  5. Exterior de la mochila: puedes poner todos aquellos objetos largos y voluminosos como los bastones de trekking, crampones, cuerda de escalada y, si no caben dentro de la mochila, también los sleepings, bajo sleeping, entre otros. 

Empacado

Lo mejor es que empaques todo el material por capas horizontales, no verticales, y que pongas aproximadamente el mismo peso en cada lado. Llena todos los rincones hasta que tengas una carga sólida. Ajusta todas las correas para agilizar la carga de la mochila y que no se desacomode el material y los objetos mientras caminas. 

Seguridad

Los objetos de camping como el sleeping, el bajo-sleeping, la ropa (interior, pijama, entre otras), entre otros, son objetos blandos y suaves que si se acomodan en la parte inferior de la mochila te ayudarán como “absorción de impactos” en caso de caídas o accidentes. 

Cuantos menos objetos lleves en el exterior de la mochila mayor seguridad ganarás, pues mientras caminas estos objetos pueden enredarse en ramas y rasparse o golpearse con rocas. 

Un consejo extra

Para poner tu mochila en la espalda, no lo realices con un sólo movimiento desde el suelo hasta la espalda. Lo adecuado es que primero la posiciones de manera vertical en el suelo, después la alces para apoyarla en el muslo de tu pierna, para finalmente dirigirla con tus brazos hacia tu espalda. Si abres las correas se te facilitará el proceso. Una vez que tengas la mochila en tu espalda, ajusta todas las correas de manera que la mochila quede fija. 

Deja un comentario

Total
354
Shares

Suscríbete

Recibe nuestras noticias en tu correo

2 comentarios

Comentarios no permitidos.