Ante la presencia de asociaciones de rescate, grupos de alpinismo y Protección Civil, Policía estatal y Policía de Montaña, 1,400 personas asistieron al Iztaccíhuatl para celebrar la Confraternidad Montañista del 2015 en su 74 aniversario.

Con reporte de saldo blanco concluyó “la Confra” el pasado 11 de octubre en el Iztaccíhuatl, lugar donde se reunieron representantes de diferentes organizaciones deportivas que contaron con el apoyo de múltiples corporaciones de rescate y policiales para que la presencia de más de mil personas en la montaña pudiera realizarse sin percances.

La excepción fue el caso de un hombre de 49 años que sufrió un infarto en el paraje conocido como Cuarto Portillo. De acuerdo a comentarios de los presentes, el afectado fue atendido y evacuado de forma inmediata por patrullas de Cruz Roja y Socorro Alpino de México, auxiliados por la Policía de Montaña del Estado de México. Se comenta que hubo la presencia de doctores que tuvieron capacidad de acudir a la emergencia y atender al afectado de forma que no trascendiera la gravedad del caso.

Se destaca que, a pesar de la nutrida asistencia, la mayor proporción de asistentes vestían y portaban equipo comúnmente relacionado con turistas de montaña. Se estima que la presencia de montañistas experimentados fue baja.

De acuerdo a Agustín Tagle, subdirector técnico del Parque Nacional Izta-Popo Zoquiapan, “fue un buen evento en términos generales y se habló mucho de coordinación”.

Lo anterior, en relación a la presencia y excelente desempeño de las corporaciones presentes, como el mencionado Socorro Alpino de México y más de 200 elementos de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana, en particular de la Policía de Montaña y la Coordinación de Grupos Tácticos y del Grupo de Apoyo y Reacción Inmediata Popocatépetl (GARIP), al igual que los Grupos Unidos de Amecameca, Búsqueda y Salvamento, y distintas agrupaciones provenientes del Distrito Federal y otros estados de la República.

Actualización 12 de octubre 2015 16:25. Se corrige información sobre el caso de la persona que requirió apoyo médico.

Deja un comentario