Nota original en portugués publicada en blogdescalada.com. Reproducida con autorización de su autor.

El ultramaratonista convertido alpinista, Kilian Jornet, sorprendió al mundo con su par de ascensos recientes al Everest en los que corrió a la cumbre más alta del planeta solo, sin cuerdas ni oxígeno suplementario. El hecho mostró la gran diferencia que existe entre el “turismo de montaña”, que logra la cumbre utilizando kilómetros de cuerdas fijas previamente instaladas, al igual que el apoyo de decenas de personas entre guías, porteadores y asistentes, y los deportistas de alto rendimiento.

Así, siguiendo la diferenciación entre la industria y el deporte, el escalador nepalí Nirmal Purja, un sargento del ejército británico, estableció otro hecho impresionante: escalar tres montañas de más de ocho mil metros de altitud en un periodo de apenas cinco días, incluyendo el Lhotse, el Makalu y el Everest.

De acuerdo a The Himalayan Times, Normal Purja encumbró por primera vez el Everest el 15 de mayo. Posteriormente esperó una nueva ventana de buen clima para ascender el Lhotse (8,516 msnm) y, tan solo ocho horas después, se aventuró por segunda vez a la cumbre más alta del mundo el 27 del mismo mes. 

El diario himalayo relata que Purja, después de “descansar” por tres días, ascendió el Makalu (8,462 msnm) al lado de un pequeño grupo de sherpas, consiguiendo así entrar a la historia como la primera persona que escala tres montañas de más de ocho mil metros de altitud en apenas cinco días, agregando una cuarta cumbre en el mismo mes. 

¿Más rápido que Kilian? ¿Más cumbres que Loretan? Un dato importante: Purja utilizó oxígeno suplementario en cada uno de sus ascensos.

Purja forma parte del grupo Gurkha, militares en el Himalaya que celebran actualmente 200 años al servicio de la corona británica.

Al momento, Nirmal Purja se encuentra en espera de sus certificados de cumbre, los cuales se sumarían a la conseguida en el Dhaulagiri (8,167 msnm) en 2014.

Deja un comentario