Octavio Valenzuela, “el Chini”, es escalador y licenciado en nutrición humana. Desde Nutres, su empresa especializada en escaladores y deportistas outdoor, te ofrece, en esta ocasión, tres tips para hacer tu compra del súper pensando en tu nutrición.

Tres preguntas que te facilitarán escoger los mejores productos del súper pensando en tu nutrición, tu economía y tus caprichos.

Hace poco le preguntaron a Nutres qué opciones de alimentos elegir a la hora de ir al supermercado. Pareciera una pregunta muy sencilla, pero más allá de sólo elegir qué alimentos tienen menos azúcar, conservadores u otras sustancias procesadas, tiene que ver con un aspecto multifactorial, como lo es, en realidad, la nutrición. Son determinantes factores económicos, la facilidad para conseguir productos y la veracidad de la información que proporcionan, cómo se comporta el cuerpo con ellos, cuál es la opinión personas y cuáles son los objetivos a cumplir, por mencionar algunos.

Sin embargo, son tres las preguntas fundamentales que te debes hacer  al momento de tus compras: ¿qué es mejor para mí?, ¿para qué me alcanza?, y ¿cuál producto me gusta más? Son tres aspectos importantes que, si los sabes coordinar, te permitirán tomar la mejor decisión a tu conveniencia.

¿Qué compras en el súper son mejor para mí nutrición?

Dependerá de los objetivos que quieras cumplir. Si eres una persona muy activa, que hace mucho deporte y tiene un gran gasto de energía, tendrás que buscar aquellos alimentos o productos que cubran tu demanda energética, pero que sean de calidad.  

Por el contrario, si eres una persona poco activa, o que dentro de tus objetivos está el disminuir grasa corporal, no es conveniente comprar alimentos refinados y, como te comentamos en la entrega anterior, es importante cuidar el consumo de hidratos de carbono.

CEREALES: cambiar el cereal de caja por avena. Es preferible escoger una marca de avena que no tenga saborizantes, endulzantes u otra peculiaridad, simplemente avena natural.

BARRAS: preferible elegir la marca Nature Valley; pero qué mejor que buscar otra barra que tenga  un adecuado aporte de hidratos de carbono, no dependiente de azúcares, como oleaginosas y semillas ricas en grasas poli- monoinsaturadas, un suficiente aporte de proteína y algunos frutos deshidratados (pasas, arándanos o, incluso, higos) como fuente de antioxidantes carotenos y energía no refinada.

YOGURT: mejor yogurt griego que el natural (aunque suele ser más alto en grasa), pero si es natural es mejor escoger una marca libre de endulzantes y colorantes.

QUESOS: escoge queso panela, fresco o bajo en grasa; disminuye los quesos manchego, amarillo, rallado, etc.

CARNES: disminuye las carnes rojas, embutidos y mariscos; sustituyelos por pescado y carne de ave sin piel. Por otro lado, lo conveniente sería combinar estos últimos con leguminosas, carne vegetal u otras alternativas de carne.

VERDURAS Y FRUTAS: frescas y no congeladas o enlatadas.

¿Para qué lista de súper me alcanza?

Por obvias razones, de acuerdo a como andes de tu economía, dependerá la calidad de los productos de tu canasta básica. De cualquier manera, utiliza muy bien y de manera inteligente tus recursos. Recuerda: vale más calidad que cantidad. Un tip extra es recordar que los mercados locales suelen ser más baratos y más frescos.

¿Qué cosas me gustan vs cuáles necesito?

A pesar de tus objetivos y de tu economía, la alimentación tiene un aspecto importantísimo: el gusto por la comida. Lamentablemente, muchos alimentos irresistibles a la vista y al paladar no nos dejan beneficios. Así que nunca olvides tus objetivos, la base de tu motivación, y lo que te motiva a seguir adelante. Busca información y anímate a nutrir tu cuerpo y hacer de tu canasta básica lo más saludable y agradable posible.

Para mayor información y empezar a cambiar tus hábitos de alimentación, puedes escribir a mi correo octavio.nutres@gmail.com o llamar al 5548334280.

Concreta tu cita ya.

Octavio Valenzuela Orozco

Lic. En Nutrición Humana

 

Deja un comentario