¿Cuáles son los usos y costumbres de la escalada en México? Subir por la roca es mucho más que jalarse hasta el top. Alan ‘Stimpo’ Luna nos explica.

Me gustaría remontarnos a las siguientes definiciones para poder tocar 4 temas en la escalada en México.

En términos generales los conceptos de ética y moral son utilizados indistintamente, pues ambos términos proceden de palabras con raíces similares. Sin embargo, algunos autores establecen cierta diferencia entre ambos conceptos. En este caso, tal diferencia podría explicarse de la siguiente manera:

MORAL 

Es el conjunto de principios, costumbres, valores y normas de conducta, adquiridos y asimilados del medio (hogar, escuela, iglesia, comunidad). Su asimilación y práctica no depende de una actitud plenamente consciente o racional, sino principalmente, de un sentimiento de respeto a la autoridad moral de la que provienen.

ÉTICA 

Es el conjunto de principios, valores, costumbres y normas de conducta; adquiridos, asimilados y practicados de un modo estrictamente racional o consciente. Corresponde al ejercicio libre y consciente de la razón para justificar nuestros actos desde el punto de vista del bien y del mal.

Visto de esta manera, podemos decir que la moral es particular y subjetiva, mientras que la ética es universal y objetiva, porque se basa en principios racionales, que trascienden los hábitos y las costumbres particulares.

Por ello, si bien pueden existir diversas “morales” o costumbres morales, sólo hay una ética.

La ética es diferente de la moral porque la moral se basa en la obediencia a las normas, las costumbres y preceptos o mandamientos culturales, jerárquicos o religiosos, mientras que la ética busca fundamentar la manera de vivir por el pensamiento humano.

Entonces, como podemos entender, lo que puede ser visto moralmente correcto en cierta comunidad escaladora, puede ser mal visto en otra.

Ejemplos hay muchos, no hay que irnos tan lejos, en ciertos estados de la República Mexicana es mucho más penado utilizar rodilleras/musleras para los empotres, que en otros estados.

En algunos otros es más penado utilizar una vara de madera o ya especializadas (Beta Stick) para poner la primera o segunda protección.

Quiero aclarar que estoy utilizando las palabras “es mucho más penado”, es decir, no es que no acepten por completo el uso de dichos aditamentos, simplemente los penan más.

Primer Tema, La rodillera o MUSLERA, ¿hasta dónde es correcto el uso de ellas? Yo respondería de forma personal lo siguiente: depende del tipo de muslera, si realmente se necesita para evitar un daño al cuerpo de forma trascendental, es decir, que no sea sólo superfluo.

En alguna ocasión en mis inicios en la escalada en México, en la Cueva del Penitente, el Arenal Hidalgo, observé a escaladores utilizando collarines ortopédicos amarrados al muslo con una o dos vendas para un empotre de rodillas/muslos, en un paso en específico de una vía.

En ese entonces, pensé que era lo normal, por lo que yo también las utilicé, encadenando la vía en pocos pegues. Después de un tiempo, un buen amigo de la escalada me comentó que la debería repetir sin el collarín o rodillera, su expresión fue, “a pelo”.

¡Oh sorpresa! No la pude encadenar ni en ese ni en otros pegues inmediatos, ¿razón?.

El empotre con las dos rodillas con collarín quedaba muy cómodo, ya que más allá de proteger la piel, la función del collarín era ampliar la longitud de las extremidades inferiores, es decir, para nosotros los chaparritos, el empotre nos quedaba un poco grande.

Por consiguiente, en ambas opciones podía empotrar, pero con collarín podía quedarme sin manos a tomar un café estilo irlandés a media vía, mientras que sin collarín tenía que utilizar en todo momento, por lo menos, una mano para no caer, ya que la carga del empotre en ambas rodillas era menor, sin mencionar el dolor de los benditos dientes de la roca.

Desde ese entonces, trato de discernir en dónde es necesario el uso de dichas protecciones y en dónde no. Como lo estoy estipulando ahora, son o deben ser protecciones, no ayudas.

El collarín fue una exageración en mi aprendizaje de la escalada, pero las musleras de hoy en día no caen en dicha exageración, depende de cada quien si las quiere usar o no, y de las condiciones del empotre. Si por no querer usar musleras bajo de la vía con una cortada u hoyo considerable, que en cada pegue se hará más grande, prefiero usarla.

Dejando a un lado las musleras, hasta ahora he tocado temas de usos y costumbres dentro la escalada en México, haciendo hincapié en que la Moral es subjetiva entre las diferentes comunidades de escaladores, ahora bien, esta subjetividad o diferencia, también reina en comunidades ajenas a la escalada, llevándonos al segundo tema.

Imaginen que llevan a escalar a un amigo geólogo a alguna de nuestras tantas cuevas con ESTALACTITAS de nuestro país, les apuesto que se quedará maravillado al ver las hermosas formaciones, como por ejemplo en La Cueva de el Chonta, en Taxco Guerrero o La Cueva de San Cayetano en Guadalcazar, San Luis Potosí. Pero a la vez el amigo geólogo se enfurecerá con la comunidad escaladora por ver como trepamos encima de las estalactitas y por desgracia, a veces, rompiéndolas.

Te dirá un “speech” similar al siguiente: “¡El crecimiento de éstas es muy lento, estimándose que para crecer 2,5 cm se precisan entre 4.000 y 5.000 años!” ¡UPS! El armador de la vía dirá: “Tuve que quitar algunas que eran peligrosas” El escalador dirá: “Qué miedo, se me rompió una estalactita, pero ya quedo sólido… un poco más duro el paso..”

A lo que quiero llegar con esto, es que para el geólogo no es correcto escalar en dichas cuevas con tan bellas formaciones, la pregunta es, ¿a nosotros los escaladores nos importa mucho?, ¡Claro que nos importa!. Todos los escaladores amamos la naturaleza, ¡pero! seguimos escalando en dichas formaciones, para nosotros no tiene nada de malo, para nosotros es correcto, pero para el geólogo no. Un ejemplo de la subjetividad de la moral.

Otro tema polémico (tercer tema) es el uso de la MAGNESIA, en lo personal mi filosofía siempre ha sido la siguiente: “todo en exceso es malo, absolutamente todo”, a lo largo de la historia, han habido discusiones controversiales con respecto a este tema, tanto nacionales como internacionales.

De forma internacional podemos encontrar varias zonas en las cuales se encuentra prohibido el uso de la magnesia, ya sea por el gobierno del estado en cuestión, o en su defecto, por la moral de dicha comunidad en la cual no la permiten, es decir, tal vez no esta prohibida por la ley del estado, pero si por los usos y costumbres de dicha comunidad.

Un caso reciente es el de “Niky Ceria in Albarracin and the Ban on Chalk” fuerte escalador quien posteó un video de sus ascensos a varios problemas en la zona de Alabarracin, España, en Noviembre 2014. Zona la cual cuenta con estrictas regulaciones de parte del departamento de agricultura y medio ambiente de Aragón, una de ellas dice lo siguiente:

…la actividad de bouldering solo será permitida en ciertas áreas definidas en Annex mapa. Dentro de estas zonas esta prohibido escalar en las rocas que son visibles desde el camino para de Albarracín hacia Dornaque y dentro de 30 minutos a la redonda de los refugios con arte…

… El uso de Cleco, magnesia y/u otro producto que deje marcas a la roca esta prohibido…1

Afortunadamente con la escalada en México no hemos llegado a dicho grado de restricciones, por lo que debemos cuidar el entorno natural y visual de nuestra roca.

Por otro lado, me he encontrado a cierto grupo de escaladores que se enfurecen al ver la roca marcada de magnesia, se bajan de las vías y empiezan a alardear que no pudieron ascenderla sin caídas porque se equivocaron de secuencia de pies, ya que previamente alguien había marcado con un “tick mark”2 una pisadera, la cual no le quedaba al individuo en ese momento, por su estatura. Se quejan de zonas populares por lo que buscan zonas nuevas o zonas pocos concurridas donde no encuentren mucha magnesia.

Hasta cierto punto, pero sólo hasta cierto punto, entiendo su pesar, es una sensación hermosa escalar a vista, sin marcas que te guíen. En lo personal me satisface más escalar a vista, tienes que contar con una mayor pericia para buscar la secuencia de la vía, para no equivocarte, y si ya te has equivocado, tener la capacidad de remediarlo.

Simplemente es hermoso, ¡pero! ¿no iría a zonas tan bonitas sólo por no encontrar magnesia? ¿Justificaría mi falta de lectura en una vía por dichas marcas? ¿Justificaría mi derrota ante la vía por que alguien puso muchas marcas, las cuales me pueden confundir?

Lo dudo mucho, el escalador que se encuentra en la vía puede discernir cual es la mejor manera de resolver un paso EN CONVENIENCIA a su estilo de escalada, complexión morfológica pericia y nivel de cansancio.

Como lo dije en un inicio en este tercer tema, todo en exceso es malo, debemos cuidar ser discretos en dichas marcas, así como también invito a la comunidad escaladora a borrar dichas marcas al termino de nuestros intentos, por respeto a la roca, por respeto a la naturaleza.

Con esto no quiero decir que siempre tengamos que borrarlas, si no simplemente cuidar que sean en la menor medida posible y usarlas sólo si son necesarias, mediar entre un exceso y la ridiculez de andar borrando todo después de nuestro pegue a cada vía o boulder.

Y como dicen nuestros vecinos al norte de nuestro país “Chalk your hands, not the rock – The rock isn’t sweating, you are”

Por último pero no menos importante, el cuarto tema “El respeto al pegue a vista”

Antes debemos de responder la siguiente pregun: ¿Qué es encadenar una vía o ascender un bloque a vista?

Es el ascender una vía o un bloque sin ningún tipo de información previa de la vía o del problema, llámese verbal y/o visual.

Por consiguiente, si estás asegurando tu cordada en la vía, o escuchas cierta información con respecto a los pasos de la vía/bloque, o si ves algún video, o en su defecto, algún compañero te platica todo o cierta parte del problema ¿ya no se considera a vista? En lo personal, NO.

Como hemos visto a lo largo de los 3 temas anteriores, lo que es moralmente correcto para un individuo, puede ser moralmente incorrecto para otro, y esto, ¡también aplica al pegue a vista!

En mi experiencia he encontrado a personas que les molesta que les des ánimo en la vía, que les echen porras, la mayoría de ustedes se estarás preguntado ¿cómo es eso posible? Pero sí, existen escaladores que no prefieren ni un solo venga, su argumento es, que no les gusta, yo opino, que se sienten presionados, y se desconcentran de la vía.

Pero en fin, así como hay personas que no les gusta ser animadas, también hay personas que en ningún momento les gusta recibir beta3 de la vía o bloque, se enojan si les has gritado una ayuda en relación a los pasos mientras escalan, y hasta quieren comerte vivo.

A ciertas comunidades de la escalada les gusta escalar a vista y a otras les es indiferente. Lo que no han entendido las personas que no aceptan ningún tipo de ayuda, es que las personas en el suelo están intentando ayudarles, muy lejos de querer perjudicarlas.

Creo yo, en mi punto de vista muy personal, debemos averiguar si es el primer pegue del escalador a la vía o bloque, si es así, guardar silencio, como dicen por ahí, sólo tienes una oportunidad para tu pegue a vista, y es cierto, sólo es el primer intento. También invito a los escaladores anti-beta a expresarlo de forma amigable.

Es una realidad que a veces ser bombardeados de distintas betas confunde y hasta cierto punto aturde un poco, en especial cuando son tantas las voces, como si fuéramos un robot, los espectadores (escaladores o no escaladores que se encuentran en el suelo viendo nuestro pegue/intento) empiezan a gritarnos cuantas exhalaciones e inhalaciones debemos hacer, cuando debemos de pestañear y hasta cuando meter la uña del dedo meñique en un agujero, todo exceso es malo.

¡Última invitación! (se los prometo), invito a medir nuestras indicaciones en la escalada de un compañero nuestro, a veces, en lugar de ayudar, aturden. Debemos medir hasta dónde nuestros comentarios pueden ser certeros y hasta dónde no lo son.

Aprovecho para agradecer a FIVE TEN MÉXICO, que más allá de la ayuda en especie, en verdad reconocen el esfuerzo que hace uno en este maravilloso estilo de vida.

“Aún con mil caídas, el volverte a pegar a ese pedazo de roca es el triunfo de la esperanza sobre la experiencia” Alan Luna, Stimpo.

2 Tick Mark: marca pequeña de magnesia con el propósito de facilitar el encontrar dicha pisadera o agarre

3 Información acerca de la vía o bloque para su ascensión de forma óptima.

Deja un comentario