Actualización de proyecto: “Ser mi mejor yo”, desde Rifle, Colorado

Por: Fernanda González
Atleta de Toka la Escalada, The North Face y Five Ten

Caliza, pinos, sol, cielos estrellados por las noches, un poco de lluvia y los rumores de un oso en el campamento resumen bastante bien el entorno aquí en Rifle. El lugar es sumamente deportivo, casi todos los sectores tienen una accesibilidad increíble; puedes tomarte literalmente 5 minutos en estacionar el auto, amarrarte y llegar hasta la primera anilla de tu proyecto. ¡En tus días de descanso puedes estacionarte y ver los pegues de los escaladores desde el parabrisas del coche!

También lee: Escalar para ser tu mejor yo: un proyecto de entrenamiento con Fernanda González

Hemos probado varias rutas, pero el sector que más capturó nuestra atención se llama Project Wall, pues ahí encontramos rutas de calentamiento, de dificultad media y una ruta en particular que nos tiene muy emocionados. Se llama Apocalypse, un 13C muy constante que inicia en un desplome muy marcado y tiene un crux que pide atorar una rodilla y utilizar el gadget más importante de Rifle: una rodillera. Ha sido divertido proyectar esta ruta junto a Perseo, quien tuvo que inventar otra beta porque no le acomodó el kneebar. Estamos cerca de completarla, pero hay que ser estratégicos y descansar por lo menos un día, ya que definitivamente las rutas son muy físicas y, aunque te sientas confiado, pueden tirarte sin más.

Psyched to be here and climbing this beautiful line Apocalypse 13 CÁnimo!! 📸 de la doca @quetzff #neverstopexploring

Posted by Fernanda Gonzalez on Saturday, June 24, 2017

Leí una vez que podríamos clasificar a los tipos de escaladores en dos grandes categorías: los que son intuitivos y los que son más racionales. Los intuitivos tienden a resolver los movimientos estando en la pared y dejando que el cuerpo se vaya ajustando a los movimientos y lo que la ruta le vaya pidiendo; los racionales, por otro lado, utilizan la vía más estratégica en donde planean los movimientos que van a hacer, memorizan betas y ejecutan los movimientos que su mente les va dictando.

En lo personal, me he dado cuenta de que soy intuitiva la mayoría de las veces, pero que necesito ser una escaladora racional en algunos momentos cruciales, como puede ser en un crux de difícil lectura o en un bloque que necesito hacer en pocos pegues en una competencia.

Rudeando en #riflemountainpark ! #neverstopexploring #thenorthface

A post shared by Fernanda Gonzalez (@ferglezh) on

He aprovechado este viaje para escalar rutas a vista, pues es una habilidad que no he practicado tanto como quisiera. Desde que empecé a escalar me acostumbré a que la gente compartiera sus betas conmigo y, en ocasiones, dependo mucho de que alguien me dicte los movimientos. Esto es algo que he observado con frecuencia, no solo en mí, también en varias escaladoras mexicanas, y creo que es buena idea confiar más en nosotras mismas al escalar. Para mi sorpresa, he descubierto que escalar a vista es algo que se me facilita mucho pues, como lo mencionaba arriba, soy intuitiva y esta característica me ayuda a confiar en mis instintos al ascender por una ruta desconocida.

Nos quedan unos cuantos días más en este paraíso para después movernos a un RV y comenzar la otra parte de esta aventura. Terminando este día de descanso, regresaré con todo a Apocalypse y a escalar lo que se pueda para después el martes conocer al sensei de la escalada y empezar el entrenamiento. ¡Ánimo!

Fernanda González se encuentra actualmente en Estados Unidos en ruta a Boulder, Colorado, para dedicar un mes de entrenamiento con Justen Sjong, entrenador profesional que ha impulsado la carrera de estrellas como Daniel Woods, Emily Harrington y Alex Puccio. Fer busca regresar a México para aplicar lo aprendido no solo en su carrera, sino en apoyo al desarrollo de los escaladores nacionales.

Deja un comentario

No Hay Más Artículos