El sábado 10 de junio pasado se realizó el Campeonato Nacional de Escalada 2017 en la CDMX, un evento necesario y de valor que, sin embargo, dio luz a la incertidumbre en que vive la escalada federada en México.

El Campeonato Nacional de Escalada 2017 (CNE2017) fue celebrado en las instalaciones del Club France, en la Ciudad de México, una de las sedes frecuentes para la competición federada nacional, con la participación de alrededor de 20 escaladores que compitieron por el máximo título nacional en la escalada deportiva de modalidad dificultad, frente a un público compuesto, principalmente, de padres de familia y representantes de patrocinadores.

Sin contratiempos evidentes, y en un ambiente de notable contraste con la festividad de competencias organizadas por muros particulares, el Campeonato Nacional de Escalada 2017 se desarrolló por aproximadamente seis horas en las que se realizaron eliminatorias y finales femenil y varonil en categoría absoluta. Los ganadores, pues, tendrían -en teoría- derecho a competir internacionalmente en representación de México, al ser este el evento más importante del año en cuanto a competición federada se refiere.

Campeonato Nacional de Escalada 2017: realizado al mismo tiempo que la Copa del Mundo de Bloque en Vail, EUA

El 9 y 10 de junio pasados se realizó la Copa del Mundo de Bloque en Vail, Estados Unidos, en el marco de los tradicionales Mountain Games, que reúnen competencias, tanto federadas como de exhibición, de deportes de aventura o de montaña. De acuerdo a los propios atletas, es una competencia a la que campeones mexicanos deberían haber tenido acceso.

Así, durante el CNE, se presentó la primer pregunta: ¿por qué no hay mexicanos en este momento compitiendo en Vail? ¿Por qué se programó el CNE al mismo tiempo que la etapa del Mundial de Escalada más accesible en tiempo, distancia y costos para los mexicanos?

De acuerdo a diferentes fuentes, la respuesta no involucra falta de resultados o bajo nivel competitivo, sino interrogantes administrativas relacionadas a la actual dirección de “Escalada México”, el título en redes sociales que se emplea en reemplazo de lo que solía ser la Federación Mexicana de Deportes de Montaña y Escalada, A.C., y que en diferentes lugares se presenta ahora como Federación Mexicana de Escalada Deportiva. Sin respuesta oficial al momento, el comentario que se comparte en privado, pero que es conocido por todos los cercanos a las competencias federadas, es que se debe dinero a la IFSC (Federación Internacional de Escalada Deportiva, por sus siglas en inglés), y México no puede tener representación internacional hasta que pague. ¿Es cierta esta versión? De serlo, ¿cuánto se debe?, ¿cuál es la razón de la deuda?, ¿qué plan hay para dar solución?

Animated GIF  - Find & Share on GIPHY

Estos y otros cuestionamientos continuaron ante un evidente hartazgo por parte de algunos padres que, a la vez que aplaudían a sus hijos y comentaban orgullosos el tiempo, dinero y energía dedicado al apoyo de la competición federada para sus atletas, lamentaban la incertidumbre en el futuro de su carrera deportiva: ¿los campeones que resultaran de este CNE competirían alguna vez internacionalmente o verían el mismo destino que los campeones pasados que no estuvieron en Vail ni otras competencias internacionales?

“Últimamente no tengo motivación para participar en competencias. Es una lástima ver que poca gente apoya la escalada federada, pero lo entiendo, lamentablemente la organización está cometiendo errores que causan problemas y confusiones.” -Escalador participante en competencias de escalada federadas en México.

La última vez que mexicanos compitieron internacionalmente fue en el Mundial Juvenil de China celebrado en noviembre de 2016, donde fue necesario que padres de familia contribuyeran a pagar la “deuda ante la IFSC” para que México tuviera nuevamente derecho a competir. Si preguntamos por montos, pagos, conceptos y términos de esa “deuda”, el comentario de todos los involucrados directos -con excepción de la dirección de Escalada México-, es “no nos han dado respuesta.” Así, la respuesta de Escalada México, representada por Alfredo Velazquez Iñiguez, ha sido, de acuerdo a los padres, el silencio. Por parte de Freeman hemos intentado tener contacto sin que al momento de publicar esta nota se haya recibido comentario alguno.

Si se pagó una deuda en noviembre de 2016, ¿qué deuda se mantiene al día de hoy? Insistimos: ¿por qué no hubo representación mexicana en Vail?

Ante esto, ¿son reales las posibilidades de que la escalada mexicana sea representada en Tokio 2020? 

Así, el Campeonato Nacional de Escalada 2017 concluyó con finales en las que ningún escalador completó la ruta, y un podio para la rama femenil que fue premiado en un orden de competidoras que, según aclaraciones realizadas en privado por los organizadores, tuvo errores de aplicación de reglamento y condujo a que, al momento de publicar esta nota, no se haya aclarado formalmente quién es la campeona nacional de escalada 2017. Anotemos esa pregunta a la lista.

“Incertidumbre” es la palabra que define por igual el resultado del Campeonato Nacional de Escalada 2017, tanto como el futuro de la escalada deportiva mexicana en competencias internacionales y, con ello, la carrera de atletas que, al igual que sus padres, han puesto lo suyo y más para que el deporte progrese. 

¿Dónde estuvimos en tantos eventos previos a este CNE? ¿Dónde estuvo la comunidad escaladora durante la competencia? Tal vez llegó el momento de regresar la vista a lo que pasa con la Federación Mexicana de Deportes de Montaña y Escalada, A.C. (o su encarnación vigente a través de quien la dirige), y hacer nuestra parte -en apoyo, crítica, colaboración, trabajo, entrenamiento o simple difusión- para que las cosas sigan avanzando.

 

Deja un comentario

No Hay Más Artículos