El comercio informal en México sigue impactando y la industria outdoors no es la excepción. Como comunidad escaladora, apoyemos a quienes hacen las cosas derecho.

“Baratas las Gatas”, es el lema de una página en Facebook donde se publican modelos de calzado para escalar a un precio supuestamente por debajo al que se encuentra en tiendas. Utilizando comentarios y “ofertas” típicas de lo que llamamos fayuca en México, esta página promete calzado original sin cambios, con entrega en tres semanas, sin pago de impuestos y, sobre todo, con un modelo de negocio basado en la informalidad.

¿Es posible que la operación de las personas detrás de “Baratas las gatas” sea formal?

A partir de la marcas que maneja, se puede saber con certeza que la respuesta es un rotundo no. Las marcas que ofrece no tienen distribución oficial en México (es decir, la marca no ha autorizado a nadie para que venda su producto en nuestro país), mientras que otra de las marcas tiene derecho de distribución exclusiva.

Baratas las Gatas: Un tipo de contrabando de mercancía (fayuca) en el que utilizando mensajería se ahorran aduanas, impuestos, licencias de distribución y todo lo que implica formalizar un negocio en México.

“No manejo cambios de talla pero si garantía, la cosa es que melas (sic) manda un mayorista gringo y se tarda 3 semanas en entregarme hasta el DF.” 

“…por ahora no tengo factura porque estoy empezando, estoy probando como va el negocio, tu entiendes como es esto, yo tengo RFC de asalariado, entonces hasta que esto vaya mejor me daré de alta en hacienda, voy empezando…”

  • Comentarios dados por quien administra la página “Baratas las Gatas” en Facebook.

Así, “Baratas las Gatas” es un revendedor que compra a un distribuidor estadounidense y, al no pagar impuestos, logística, aduana, seguros, ni todo lo que implica importar correctamente, puede dar precios más bajos.

¿Cuál es el problema, si no es producto robado y está pagando lo que cuestan en Estados Unidos?

La cadena de valor que ofrece la formalidad va más allá de solamente poner el producto en el lugar y cobrar por él. Los emprendedores formales ayudan a que haya certeza en la calidad del producto, en que puedas elegir tallas sin esperar tres semanas, que tengas garantía, variedad, novedades y calidad en el servicio. Además, los negocios formales en la escalada son los que ponen los premios en las competencias, el dinero para que se paguen proyectos, la logística para organizar eventos y, sobre todo, la voluntad y profesionalismo para que el deporte crezca y con ello se beneficie la comunidad. Y sí, también pagan impuestos y contribuyen al gran escenario de la economía del país.

“La fayuca es una competencia desleal para las empresas. Son negocios que no pagan impuestos, la mercancía es importada de contrabando y no paga gravámenes aduanales.” – Fuente: Fayuca provoca cierren 4 de cada 10 pymes. Periódico Milenio. 26 de noviembre 2013.

 

Si compras “Baratas las gatas”, apoyas uno de tantos vicios que existen en el país y que limitan nuestro crecimiento.

Ya sea que compres este tipo de producto, o que seas tú quien vende bajo este modelo, ten presente que existen alternativas tanto para comprar a menor precio, como para emprender formalmente. Existen cada vez más promociones, outlets y puntos de venta que -con todo en forma-, te permiten acceder al producto a bajo precio y sin necesidad de caer en la informalidad. Poner una empresa con pocos recursos no es imposible.

Emprender formalmente en la escalada cada vez tiene más ejemplos de éxito. Marcas como Atman, Cyrus, Monkey Hands, Mojado, nosotros mismos como Freeman y muchos más hemos demostrado que en México se pueden hacer negocios de valor para la comunidad, en forma y de calidad.

Bienvenidos todos los que quieran competir derecho.

Deja un comentario